Miguel de Cervantes
¡ Oh lloroso Guadiana, y vosotras sin dicha hijas de Ruidera, que mostráis en vuestras aguas las que lloraron vuestros hermosos ojos! 

Nace este Blog con vocación de convertirse en un punto de encuentro e  intercambio de información, ideas  y proyectos para analizar y debatir de manera pausada y reflexiva sobre temas primordiales relacionados con el mundo del agua y sobre la Cuenca del Guadiana .

Tecnología y gestión del agua

En los primeros días de este mes de septiembre, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño acudió a la capital valenciana para comprobar in situ una serie de demostraciones del uso de la nueva tecnología móvil 5G. Entre las novedades presentadas, destacan los avances en la agricultura de precisión. Nos adentramos en qué consisten estos avances y por dónde va el futuro del agua para los próximos años.

La tecnología 5G abre grandes oportunidades de desarrollo, progreso y sostenibilidad debido a las innumerables mejoras que aporta en velocidad y ancho de banda, la capacidad de disponer de numerosos dispositivos conectados o la muy baja latencia, que es el tiempo de retardo existente entre una solicitud de información y la recepción de su respuesta, a través de la red. Gracias a toda esta tecnología de última generación, muchos sectores productivos van a salir beneficiados con una amplia tipología de servicios y dotaciones que servirán para seguir impulsando la transformación digital del país y su tejido productivo.

Entre los ejemplos piloto que pudo contemplar la vicepresidenta, destaca el proyecto de Agricultura de precisión que están desarrollando distintas operadoras de telefonía; soluciones con drones y sensores que optimizan el regadío, analizan la calidad de agua empleada y monitoriza el estado de la parcela cultivada en tiempo real.

Es indudable que el futuro del sector del agua está marcado por la transformación digital que ha comenzado hace unos años. Según los expertos, los objetivos fijados en esa hoja de ruta tecnológica pasan por la gestión digitalizada y distribuida del agua; el riego inteligente y la telelectura en el sector agrario y, por último, la aplicación del 5G a la gestión de infraestructuras del ciclo integral del agua.

Gestión del agua en remoto. El coronavirus ha sido determinante para acelerar la gestión en remoto y dejar atrás el modelo tradicional ligado siempre al puesto físico de un operario. Aun así, el sistema también necesitará de equipos especializados para poder responder con presteza a posibles incidencias.

Riego inteligente en el sector agrario. que servirán para mejorar la eficiencia hidráulica y operativa de las redes. Estos avances incidirán en los rendimientos agrícolas mediante la instalación de contadores de telelectura, el riego inteligente gracias a la teledetección y la aplicación de sensores. Todas estas aplicaciones servirán para optimizar el consumo de agua, mejorando la sostenibilidad medioambiental al reducir la huella hídrica y la de carbono.

Aplicación del 5G, la llegada del 5G con la rapidez que permite en los envíos y su capacidad de conectar a millones de dispositivos en una zona reducida, servirá para incrementar la capacidad de operaciones y el uso de datos en tiempo real. Adicionalmente, esta capacidad de procesamiento de tráfico simultáneo permitirá la integración de elementos de Inteligencia Artificial para procesos productivos y sistemas de monitorización y gestión distribuidos, permitiendo disponer de un sistema de procesamiento en red, lo que permitirá ganar en robustez en las redes de gestión remota.

Simplificación de sistemas. Las tecnologías de comunicaciones de última generación, las denominadas LPWAN (Low Power Wide Area Network), unidas a tecnologías punteras asociadas a la red de telefonía móvil, como lo es el 5G, permiten diseñar dispositivos de control cada vez más pequeños y con menor consumo, manteniendo la fiabilidad de equipos tradicionales, y conectados directamente, sin estar necesariamente asociados a elementos dedicados de control, lo que va a permitir masificar las redes de control y gestión de recursos hídricos.


Del sótano a la nube

El departamento de Informática de la Confederación Hidrográfica del Guadiana es un elemento esencial para el buen funcionamiento de muchos aspectos en la institución. Enmarcado en Secretaría General y dentro del Área de Recursos Humanos y Servicios, apoya de forma transversal a todas las unidades que componen el organismo de cuenca. Nos citamos con su jefe de servicio, Lino González para que nos descubra los entresijos que se manejan desde el departamento.

El despacho de Lino está en lo más profundo de la sede de Badajoz, en un entramado de pasillos que van guiando al visitante entre paredes blancas y puertas con sus respectivos nombres de los integrantes de este servicio. Hemos quedado a las once y media de la mañana y nada más llegar la visión de su despacho traslada a la infancia. Algún coche teledirigido, varios superhéroes y, por encima de todo, un camión Pegaso con ruido, luces, dirección asistida y cable para conducirlo, que hizo las delicias de muchos niños en la década de los años setenta y ochenta.

Antes de comenzar a charlar, Lino conversa con su compañera Toñi sobre un tema que los lleva de cabeza durante varios días. Tras quedar en seguir viendo el tema, me invita a pasar. Antes de sentarnos, hablamos de hacer alguna fotografía para ilustrar el relato. Nos trasladamos a la sala donde se encuentra la joya de la corona. No encontramos ninguna fastuosa corona ubicada en un famoso castillo inglés sino una serie de inmensas infraestructuras cargadas de paneles que hacen las veces de servidores interconectados por un mar de cables y de lucecitas que no paran quietas en ningún momento. Lino comenta que es una sala esencial pues contiene el corazón que bombea y retiene toda la información de la casa. Tras las fotos, me explica que las que componen los servidores son más pequeñas y con mayor capacidad, con lo que cada vez se necesita menos espacio físico para los equipos.

Nos sentamos para charlar y comenzamos analizando las principales funciones que realizan desde el departamento. Entre otras, Lino y las cinco personas, junto con los dos trabajadores de otras unidades que componen el servicio de informática, trabajan en dar apoyo transversal a todas las unidades y servicios de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, garantizando la seguridad de todas las operaciones, algo que es esencial en un organismo público. Además, también es primordial ofrecer un buen acceso a internet, servicio de correo, almacenamiento de información, etc. a través de la red interna en todas las sedes, de las que también cuidan a diario.

Pero hay más. Igualmente, entre sus funciones se encuentran la búsqueda de soluciones tecnológicas para ayudar en el día a día a sus compañeros, además de ofrecer asesoramiento a diferentes cargos y departamentos en cuestiones informáticas y de gestión de programas. Se nota que Lino y su gente disfrutan con su trabajo, aunque a veces sea ingrato por la razón de siempre, ya que "en informática todo el mundo protesta cuando falla algo, pero se asume como normal que todo funcione a la perfección". Pero no lo comenta con acritud sino riéndose sabedor que es algo universal, lo mismo que "ese dicho que dice que cualquier incidencia en informática se soluciona con un buen apagado y encendido". Nos reímos porque son los gajes del oficio.

Equipos informáticos de la CHG
Equipos informáticos de la CHG

Y es que en los casi 22 años que lleva en la casa ha tenido que ir aprendiendo a sensibilizar a los trabajadores para que pudieran comprender que muchas de las decisiones que se toman desde su servicio están pensadas para mejorar en muchos aspectos y no para castigar a los usuarios. "En alguna ocasión, los compañeros han pensado que nuestras decisiones buscaban coartar la libertad, como cuando se denegó la instalación de programas sin ningún control en los ordenadores, pero la intención era salvaguardar la entrada de posibles virus e implementar seguridad en todo el sistema. De hecho, cuando se les explicaron las medidas lo entendieron perfectamente".

En este recorrido de situaciones, Lino despliega sencillez y claridad en su cometido demostrando que tiene pasión por lo que hace a diario. De hecho, comenta que "todo lo hacemos encantados pero lo que más nos gusta es que la gente vea la informática como una herramienta útil y adecuada para hacer más fácil el día a día en la oficina o en el exterior". Aun así, esta ilusión choca frontalmente con un aspecto que les preocupa y es la presión con la que trabajan diariamente al saber que tienen en sus manos una ingente cantidad de información que al mínimo error puede llegar a perderse.

Llegados a este punto la conversación deriva hacía la pandemia y el gran reto que supuso pasar de que una veintena de personas teletrabajaran en la institución, a tener en una semana que dar asistencia para que más de doscientas personas comenzaran a trabajar en remoto. Lino recuerda esos días como "una experiencia de mucho estrés pues tuvimos poco más de tres días para prepararlo todo". Fueron días de muchos miedos por los problemas de acceso desde fuera con equipos personales y los agentes externos que pudieran afectar al sistema central. Al final, entre los cortafuegos, la conexión VPN para comunicar y los protocolos utilizados se pudo solventar la situación de forma más que eficiente.

Terminamos el encuentro hablando de futuro y comenta que el reto fundamental en los próximos meses es migrar toda la información del Organismo de cuenca a la nube y trabajar con la nueva licencia de Microsoft 365, para lo que tienen pensado hacer cursos de formación y aprendizaje para todos los trabajadores, a través de la plataforma Teams. Nos despedimos charlando sobre ese Pegaso que los dos utilizamos en nuestra infancia y con la sutil recomendación de Toñi en un breve "a ver lo que pones en el escrito". 


La Confederación Hidrográfica del Guadiana celebra el Día de las Reservas Naturales Fluviales

El pasado jueves 26 de agosto, las piscinas naturales de La Codosera sirvieron como espacio de celebración de una jornada didáctica para proporcionar a los participantes información sobre las características y peculiaridades esenciales de las Reservas Naturales Fluviales. Organizadas por la Confederación Hidrográfica del Guadiana con la colaboración del Ayuntamiento de La Codosera, han sido promovidas por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Repasamos lo más interesante del día y las particularidades espacios analizados de la cuenca del Guadiana.

La primera actividad celebrada fue la organización de una exposición temática en las piscinas naturales de La Codosera, donde se mostraron las características y peculiaridades de las Reservas Naturales de las riberas del Albarragena, del Fraile y del Alcorneo. Durante la semana del 23 al 27 de agosto, los visitantes que se han acercado a este maravilloso enclave han podido visualizar la importancia de estos espacios esenciales para el medio ambiente.

Las restantes actividades programadas consistieron en una charla didáctica, la realización de una ruta interpretativa guiada por el río Gévora y la celebración de un taller de análisis de la calidad del agua a través de los macroinvertebrados acuáticos. La jornada se cerró con la proyección del audiovisual "Guadiana, un río mágico" en la Plaza de la fuente de La Codosera.

La importancia de las RNF

Las Reservas Naturales Fluviales son espacios protegidos que tratan de preservar los cauces o tramos de ríos con escasa o nula intervención humana. Estas zonas están llenas de una riqueza natural además de un buen estado ecológico, lo que supone un espacio de exquisitez que debe seguir siendo cuidado y protegido de forma permanente. En España existen 82 reservas naturales fluviales que ocupan una longitud total de 1.755 kilómetros.

Desde el año 2001, el Estado ha incluido a las reservas hidrológicas en el Plan Hidrológico Nacional para dotarlas de un marco jurídico y declarar de importancia sus especiales características naturales. Esta protección jurídica conlleva además la necesidad de vigilar su estado a través de estudios que evalúen los posibles efectos de los usos del agua y de espacio fluvial sobre la reserva, e incluso la posibilidad de prohibir las autorizaciones o concesiones solicitadas sobre el espacio natural reservado en determinados casos.

En definitiva, las Reservas Naturales Fluviales constituyen una nueva figura de protección que tiene como objetivo preservar aquellos tramos de ríos con escasa o nula intervención humana y en muy buen estado ecológico. Por toda la geografía española se han declarado más de 3.000 km de tramos de ríos como Reservas Naturales Fluviales.

En el caso de la cuenca del Guadiana, existen seis reservas naturales fluviales que ocupan una longitud de 282,83 kilómetros. Estas reservas son: río Guadarranque (15,13 km); riberas de Albarragena, del Fraile y del Alcorneo hasta el Gévota (87,03 km); Gargálicas Alto (25,94 km); ríos Estena, Estenilla y Estomiza (112,49 km); río Milagro (22,06 km) y, por último, la ribera Grande de Golondrina (20,18 km).

Riberas de Albarragena, Fraile, Alcorneo y Gévora

Se trata de la mayor subcuenca que vierte al río Gévora por su margen izquierda. Las riberas de Albarragena, del Fraile y del Alcorneo, representativas de los ríos de baja montaña mediterránea silícea y de los ríos de llanuras silíceas del Tajo y Guadiana pertenecen a las provincias de Cáceres y Badajoz. El curso del río, con llanura de inundación estrecha y continua en su mayor parte, se abre en algunos tramos, contando con un trazado sinuoso y en algunos puntos divagante destacando la presencia de algunas isletas con vegetación. La vegetación de ribera está constituida principalmente por alisedas formando bosques de galería cerrados y umbrosos. 


Guadiana, un río literario V

Comenzamos una nueva etapa en este recorrido literario que nos lleva a lo largo del Guadiana, recordando versos y textos sobre este río mágico, misterioso e histórico.

Llegamos a la quinta entrega de este viaje literario por el Guadiana que nos lleva a trancas y barrancas por estrechos y portillos. Comenzamos con la descripción de Juan Francisco Zamora:

"Así llega al famoso Portillo de Cíjara, y al salir de este estrechamiento abandona la dirección de las hispánides y el áspero territorio de cuarcitas, forma de codo brusco, que se aleja del Tajo y cambia su rumbo de Noroeste a Suroeste... El curso divagante, con frecuentes meandros encajados y brazos anastomosados que encierran bancos de grava y arena, es buena prueba de la sobreimposición del río."

Campomanes, en su Viaje de Campomanes por Extremadura, escribe los siguientes versos relatando la fertilidad del Guadiana:

"Hay gran necesidad de determinarle si se ha de aprovechar esta fertilísima tierra, que desde Búrdalo a Guadiana, en distancia de seis lenguas de largo y una de ancho, ocupa la mayor parte del territorio de este condado y se halla posía, atravesada de arroyos que pudieran regarla y aumentar más de 3.000 vecinos. Yo la he atravesado a lo largo y lo ancho, y si no me engaño es todavía más fértil que la campiña de Trujillo, pues el terreno va mejorando a proporción que se acerca a la frontera de Alentejo, donde la tierra vuelve a ser delgada y desigual."

Meléndez Valdés, en su Oda De mis deseos, escribe:

"No grandes posesiones,

Que abrazen con sus lindes

Las fértiles dehesas.

Que el Guadiana ciñe...."

Para finalizar esta entrega del Guadiana y la literatura, terminamos con este párrafo del Capitán S.E. Widdrington, en su texto España y los españoles en 1843:

"Muy pronto contemplamos un bello panorama del "Zuja" que lleva todas las aguas a este distrito en su camino hacia el Este, al Guadiana. En esta estación iba rebosante de aguas de un claro y profundo azul, que al estar respaldadas por una cadena de montañas al sur producían un grandioso efecto. Debido a que las aguas estaban parcialmente represadas por las rocas, parecía tan largo como el río principal del que es uno de sus importantes afluentes... Hay poca tierra cultivada en este bellísimo valle, sólo algunas manchas de siembra, aquí y allá, en los llanos cerca del río y unos pocos olivos en las laderas de las colinas".

Seguirá...


Debatir y proponer para construir juntos

La Confederación Hidrográfica del Guadiana acaba de presentar, en una jornada telemática, el Tercer Ciclo de Planificación Hidrológica. El objetivo de este encuentro ha sido el de promover la participación de todos los agentes implicados para que conozcan los aspectos esenciales de dicho Plan Hidrológico 2022-2027, además de debatir ideas que permitan mejorar y enriquecer dicho documento.

Desde el pasado 23 de junio y por un periodo de seis meses, la Confederación Hidrográfica del Guadiana somete a consulta pública la propuesta la documentación inicia para comenzar la revisión y actualización de tercer ciclo del plan hidrológico de la parte española de la demarcación hidrográfica del Guadiana. Tras una etapa inicial (año 2019) de Documentos Iniciales y una primera etapa (año 2020) de actualización del documento conocido como "Esquema de Temas Importantes", la segunda etapa, consiste en la actualización y revisión del plan hidrológico en la demarcación propiamente dicho, para que, una vez completada la tramitación requerida, pueda ser aprobado por el Gobierno.

La jornada virtual celebrada se encuadra dentro de esa segunda etapa de revisión y de ella se espera la aportación de ideas, observaciones y sugerencias para optimizar y perfeccionar el documento. La participación es importante pues se pretende alcanzar el mayor consenso posible para poder contribuir a solucionar los problemas relacionados con el agua en la cuenca, mejorando el medio ambiente y promoviendo un modelo productivo y social más sostenible ambientalmente y justo que acoja todas las sensibilidades.

La jornada comenzó con la exposición del presidente del Organismo de cuenca, Samuel Moraleda quien afirmó que en este Plan el mayor desafío es el de la adaptación al cambio climático, ya que las previsiones alertan de una reducción de las aportaciones del 13% y "eso implica tener menos agua para regar si no hay para abastecimiento humano y para mantener los caudales ecológicos en la cuenca, tanto en superficie como bajo tierra". Igualmente, Moraleda recordó que uno de los aspectos básicos de este plan es buscar soluciones a los problemas más significativos de la cuenca como la recuperación de espacios emblemáticos como el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, "que ha alcanzado una significativa degradación por la sobreexplotación de las aguas subterráneas, por lo que debemos buscar el equilibrio en el Alto Guadiana, ya que solamente el 31% de esas aguas están en buen estado".

Por su parte, José Ángel Rodríguez, jefe de la Oficina de Planificación, presentó los aspectos esenciales del Plan Hidrológico en el que destacan la problemática del Alto Guadiana, así como otras cuestiones que afectan al objetivo de alcanzar el buen estado de las masas de agua en el año 2027, como son el esfuerzo en la restauración hidromorfológica, la lucha contra especies invasoras, la propuesta de revisión y concertación de caudales ecológicos y el ajuste y reducción de las asignaciones de recursos.

En su exposición, el jefe de la oficina de Planificación fue claro a la hora de advertir que "el problema real es que no va a haber agua y a eso nos tenemos que ir haciendo a la idea no solo en el Alto Guadiana sino en toda la cuenca. Hay una reducción en las aportaciones y, por tanto, en el acceso a los recursos. El límite del desarrollo es la sostenibilidad y si no, no es desarrollo de acuerdo con la legislación europea y nacional, por lo que tendremos que adaptarnos a la reducción que impone la propia naturaleza y lidiar con lo que tenemos".

José Ángel Rodríguez destacó que "estamos en un proceso que puede ser revolucionario y al que todas las acciones que respondan a las políticas europeas como el plan hidrológico se tienen que alinear y además tenemos la oportunidad de disponer de fondos europeos extraordinarios".

En el transcurso de la jornada se tocaron otros temas como la imposibilidad de construir nuevos embalses, la necesidad de disponer de más medios materiales y humanos para atender el colapso administrativo y más recursos para las actuaciones contempladas para renaturalizar los ríos o paliar la contaminación difusa y disminuir la presencia de especies exóticas invasoras. 


El trabajo silencioso

La dirección técnica de la Confederación Hidrográfica del Guadiana es uno de los cuatro pilares sobre los que se asienta el Organismo de cuenca. Entre sus funciones destacan la redacción de proyectos y explotación de obras y aprovechamientos, además de ejecutar actuaciones encaminadas a lograr una utilización más racional del agua y el cumplimiento de las órdenes de desembalse. En todo este entramado, parte del personal de esa Unidad trabaja diariamente para que las decisiones tomadas en los despachos se terminen ejecutando a la perfección a pie de obra.

El tomate gigante brilla con fuerza tras el impacto de los primeros rayos de sol. En la parte superior de la inmensa estructura, las cigüeñas han creado su particular casa y disponen de una privilegiada vista de Miajadas. En la gran rotonda de entrada a la localidad, hemos quedado con José Alberto, encargado de Presas del Área de Explotación de la zona 5. Queremos acompañarle durante un día para conocer en profundidad la labor que desempeña por los embalses de la zona más céntrica de Extremadura.

La primera visita que tiene que realizar es al embalse de Búrdalo. Ha quedado con dos de sus hombres para ver cómo van los trabajos de señalización de hitos de expropiación para delimitar el perímetro de la presa. Al llegar a la oficina comprueba que los dos operarios están en plena faena en un punto alejado del embalse, verificando que la construcción de los hitos se está realizando conforme al proyecto. Tras hablar por teléfono con ellos, pone rumbo al siguiente punto del día, mientras contempla la belleza de la zona donde se encuentra y en la que desarrolla a diario su labor.

Tras recorrer varios kilómetros en paralelo al canal que sirve de conexión entre la presa y el canal de Orellana, me explica que uno de los cometidos más importantes que tiene en estos meses de época de riego en toda la zona, es atender las instrucciones que recibe para añadir hectómetros cúbicos de agua al canal. Estas acciones se realizan en periodos puntuales del año cuando los regantes hacen peticiones de agua para sus cultivos. Esa es una de las razones de que esta zona media de Extremadura disponga de varias presas que, interconectadas entre sí, hacen la función de vasos comunicantes para ir atendiendo las demandas de agua que se generan al cabo del año. También me señala que otra labor muy importante que se hace en su unidad es amortiguar los efectos de las avenidas gestionando las entradas y salidas de los embalses en época de lluvias.

Hablando de estas obras de ingeniería, hemos cruzado de punta a punta Miajadas para ir buscando la nacional que nos lleve a la presa de Alcollarín. Antes de llegar al pueblo del mismo nombre, el paisaje recuerda en algo a la Soria pura cabeza de Extremadura que tanto encandiló a Antonio Machado. No en vano, las dos regiones están íntimamente unidas por esa trashumancia que se está perdiendo con el paso de los años y la decadencia del pastoreo. Entre pastos y ovejas llegamos a la presa de Alcollarín. Tiene vistas del pueblo, a un lado, y la profunda y lejana belleza de la sierra de Guadalupe, al otro lado.

Entramos en las tripas de la presa pues José Alberto tiene que comprobar que los trabajos de electricidad que le ha encargado a su compañero Vicente se están realizando. Me cuenta que, entre sus funciones, también se hallan la gestión de muchas labores que no se ven pero que hay que hacerlas sin descanso como fontanería, pintura, poda, limpieza y desbroce en los accesos o distribución de productos fitosanitarios. José Alberto se encarga de la labor de intendencia para que no les falte de nada a sus compañeros y lo mismo traslada en su Ford Ranger latas de pintura como productos fitosanitarios, bombas de extracción o distintas herramientas.

Pasamos a las galerias donde realiza labores de toma de datos sobre la imponente estructura en la que estamos inmersos. En esos largos y fríos pasillos nos encontramos con péndulos inversos y directos que ofrecen mediciones de los movimientos de la presa, así como medidores de juntas tridimensionales, para medir los movimientos entre los bloques de hormigón. En el suelo se distribuyen los drenes de agua, que quitan la presión de la presa y los aforadores que miden las pérdidas de agua resultantes de esos drenes, además de los piezómetros que miden la presión de los cimientos de la estructura. También se hace labores de medición, recogiendo diariamente datos meteorológicos, cota y volumen, evaporación, lluvia, máximas y mínimas, además de la temperatura diaria a las ocho de la mañana. Todo se mide, todo se controla. Nada se deja al azar en estas moles de hormigón compacto.

Sin descanso nos encaminamos a otra presa de la zona. El embalse de Sierra Brava es peculiar por dos cosas. Allí se encuentra la única plataforma de paneles solares sobre agua de la región y una central hidroeléctrica que trabaja a destajo las 24 horas. Tras una inspección ocular de la instalación, José Alberto recibe una llamada de un compañero que le confirma que ya está arreglada la bomba de agua que tenían en el taller y quedan para gestionar su transporte e instalación al día siguiente en Don Benito.

Llegando a la media mañana, nos dirigimos al pueblo de Cañamero. Allí queremos hacer una visita al embalse de Cancho del Fresno para ver cómo van los trabajos de acondicionamiento de todos los elementos exteriores de la estructura. En el paso previo por el pueblo llama la atención las piezas de crochet que cubren los troncos de los árboles y una pancarta colocada en una terraza que dice "el agua es más valiosa que el oro". Toda la razón del mundo para ese vecino.

El entorno de Cancho del Fresno es espectacular. Parece que uno se ha trasladado a Asturias o Cantabria por el verdor de la arboleda y la altura de los picos que hacen de encaje para el paramento de la presa. Antes de charlar con Constantino para saber si necesita más pintura y hacer bromas sobre su próxima jubilación, hemos visitado el río Ruecas y las pinturas rupestres que miran con orgullo y descaro al embalse. Visitamos el entramado de túneles que tiene la estructura y subimos a la parte superior para disfrutar de unas vistas increíbles y de las carpas que juguetean por las aguas tranquilas y azuladas del embalse. Antes de irnos, Constantino nos acompaña al coche para entregarle a José Alberto unas carpetas con datos e informes.

Son casi las dos de la tarde, pero queda trabajo por hacer en la zona de Logrosán. Allí, en un corto espacio de kilómetros, se encuentran las presas de Ruecas y su azud, además de Cubilar y Gargálicas. Los tres embalses se encuentran en un bello entorno y están interconectados para ser pieza clave en la alimentación de agua tanto para el canal de Orellana como para el canal de las Dehesas. En Gargálicas nos despedimos después de un día de muchos kilómetros, bellos parajes y abundantes gestiones silenciosas, pero tan necesarias para que todo funcione a la perfección.


Los custodios del Guadiana

La labor que realizan los Agentes Medio Ambientales de la Confederación Hidrográfica del Guadiana es principal para el buen discurrir del Dominio Público Hidráulico de toda la cuenca. Son casi 60 personas que trabajan diariamente para cuidar, vigilar y atender todos y cada uno de los rincones del extenso Guadiana. Acompañamos durante una jornada a uno de ellos para que nos muestre su labor y descubra las experiencias en su día a día.

Agustín lleva 35 años trabajando en la Confederación Hidrográfica del Guadiana como Agente Medio Ambiental. Tiene mucha experiencia, cualidad que le ha servido para llegar a ser Coordinador de Sector en el Alto Guadiana. Más responsabilidad, más trabajo. Pero, como él mismo dice "sarna con gusto no pica". Estamos a principios de mayo y se presenta un mes complicado por la cantidad de informes que hay que sacar adelante.

Comienza una nueva semana. Es lunes y Agustin ha quedado muy temprano en un restaurante de carretera de Consuegra. Se ha citado con un compañero que debe entregarle unos informes muy importantes para un tema de pozos en la zona de Tomelloso y papeles de caudalímetros. Agustín y Juan toman un café mientras repasan las fotografías y los datos que contiene uno de los informes para conocer con exactitud donde se encuentra el problema. Tras dialogar del mal partido del Atlético en la tarde del sábado, Agustín se despide y coge su todoterreno para poner rumbo a la oficina de Ciudad Real.

Tras cincuenta y cinco minutos de conducir por la Nacional 401, llega a su destino. Han sido setenta kilómetros de curvas y una parada intermedia para charlar con los compañeros que velan por la seguridad de la presa de Gasset, tras desviarse en Fernán Caballero, histórica villa vinculada a la Orden de Calatrava. Antes de bajarse del Nissan, Agustín recibe una llamada que proviene del edificio que tiene frente a sus ojos. En el laboratorio esperan con urgencia una toma de agua de un afluente del Cigüela y Agustín se apresura a decirles que la tendrán en cinco minutos.

Tras saludar al personal de seguridad de la garita, se adentra en los largos pasillos para buscar el departamento de Análisis y Laboratorio. Allí entrega la muestra que le había dado esta mañana Juan y con cierta premura se dirige al Área de Gestión Medio Ambiental para solventar una serie de informes. Mientras departe con los responsables, toma el segundo café de la mañana. Hasta la hora de la comida, le quedan todavía muchas gestiones que realizar por lo que es el momento de tomar fuerzas. Algunos informes han sido admitidos debido a que están correctos, pero otros se vuelven con él de vuelta a casa. Algunos aspectos han de ser ampliados de forma más detallada para que el departamento jurídico no los devuelva por errores en el procedimiento.

A media mañana, toca poner rumbo a su próximo destino. Es la presa de Peñarroya. Agustín ha quedado, sobre la una de la tarde, con seis de sus agentes medio ambientales para planificar varios temas pendientes en la zona. Son casi cien kilómetros, aunque mucho del recorrido es por la A-43 con lo que no llegará tarde a su cita. A su paso por Daimiel repasa en su mente la cantidad de veces que ha tenido que vigilar los espacios exteriores del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel y lo que le preocupa su situación actual. Tras llegar a Manzanares se dirige a Argamasilla de Alba y piensa por un momento que montado en su todoterreno podría ser la versión moderna del Quijote, pues recorre todos los días esas tierras de un lado para otro. Eso sí, sin lanza ni Sancho que le acompañe.

Llega a la oficina de trabajo, situada a escasos metros del bello embalse de Peñarroya, dominado por el imponente castillo que un día fuera refugio de la Orden de San Juan y de Santiago, donde cuenta la leyenda que se encontró la imagen de la Señora de Peñarroya. Pues allí, a escasos metros y ajenos a estas historias, se encuentran en animada charla los agentes que ha citado como cada semana Agustin. Tras saludarlos, se dirige presto a la sala de reuniones. Es hombre manchego puro, directo, sin preámbulos, sin parafernalia.

En la pequeña sala de reuniones va atendiendo a cada uno de ellos. Mientras depura el trabajo, los restantes se distribuyen por las salas contiguas para seguir haciendo sus gestiones. La oficina es un hervidero de consultas, peticiones, reclamaciones y solicitudes entre ellos mismos. Es el día a día de su trabajo. Tras salir de la sala para hacer unas fotocopias, Agustin atiende varias llamadas que le van a suponer un esfuerzo más a lo largo del día. Uno de sus hombres le ha pedido que le acompañe a revisar unos terrenos por la zona del poblado de Cinco Casas donde tienen varios caudalímetros recién instalados.

Son las dos de la tarde y media de la tarde y aún le queda un agente por atender. El resto ya ha salido con sus vehículos a hacer su trabajo de campo rutinario. Tras depurar toda la documentación que le pasa el último agente y cerrar la cancela exterior, se encamina hacia Argamasilla de Alba. Allí aprovechará para comer en uno de los puntos estratégicos más destacados de la vida y milagros del caballero de la triste figura.

Son las cuatro y media de la tarde. Agustin ha quedado con Javier en un cruce de caminos cercano a Cinco Casas donde hay un restaurante de carretera muy conocido. Le invita a entrar para degustar un café mientras preparan la visita que tienen prevista hacer en unos minutos. Tras la breve charla, se dirigen a las extensiones de terreno donde tienen que revisar los caudalímetros instalados hace unas semanas. Es una visita rutinaria, pero es necesario comprobar que todo está correcto. Cuando están enfrascados en la revisión, un ruido extraño les pone en alerta. Suena como a motor viejo, pero es un ruido muy característico. Javier y Agustín otean el horizonte y comprueban que hay una raída casetilla en la misma dirección de donde procede el sonido.

Tras empujar la corroída verja que hace las veces de puerta, se encuentran un gran motor que mediante correas está sacando agua de un pozo. Realizan una inspección ocular y no encuentran nada que les permitan confirmar que existe un mínimo de legalidad en todo lo que tienen ante sus ojos. Javier hace una foto para un posible informe mientras que Agustín ve como el dueño de la finca se acerca con cara de pocos amigos y vociferando algo ininteligible. Tras un pequeño forcejeo para impedir que cerrara la casetilla con un candado, Agustin -con su experiencia en estas situaciones- logra bajar los ánimos y llevar por el camino de la cordura y la sensatez el momento de tensión. Tras explicarle la situación, le recomienda al dueño que legalice la situación y que él mismo le ayudará a gestionar todo el papeleo necesario para tener todo en regla.

Después de recoger todos los datos y darle su teléfono, Javier y Agustin salen de la finca en dirección a sus vehículos. Son casi las seis de la tarde y se despiden recordando todo lo que tienen pendiente para los próximos días. Agustin busca la autovía para dirigirse a su casa de Consuegra, aunque por el camino sigue dándole vueltas al incidente que acaba de vivir. Desgraciadamente son muchos los que lleva encima de sus hombros, pero confía en que poco a poco la situación cambie para mejor.

Entre pensamientos y deseos llega a Consuegra. Antes de dirigirse a casa, Agustin se toma un refrigerio en el bar que frecuenta habitualmente. Allí habla con conocidos del pueblo sobre fútbol y el tiempo tan inapropiado que hace para las fechas en que estamos. Tras la amena charla se dirige a casa para darse una buena ducha y descansar que mañana espera otro día en la oficina del Guadiana.


Guadiana, un río literario IV

Comenzamos una nueva etapa en este recorrido literario que nos lleva a lo largo del Guadiana, recordando versos y textos sobre este río mágico, misterioso e histórico. 

La cuarta entrega de este viaje literario por el Guadiana nos lleva por sus ojos y lagunas de inmensa belleza. Comenzamos con los versos de Francisco de Quevedo:

"O ya descansas, Guadiana, ociosas

tus corrientes en lagos que ennobleces,

o líquidas dilatas a tus peces

campañas en las lluvias procelosas,

o en las grutas sedientas, tenebrosas,

los raudales undosos desapareces,

y de nacer a España muchas veces

te alegras en las cumbres carvenosas.

Émulos mis dos ojos a tus fuentes

ya corren, ya se esconden, ya se paran,

y nacen, sin morir, al llanto ardientes.

Ni mi prisión ni lágrimas se aclaran:

Todo soy semejante a tus corrientes,

que de su propio túmulo se amparan."

Carlos Baos Galán, en su Antología del Guadioana, escribe los siguientes versos en un poema titulado "Sabiduría del Agua":

"...En el sitio

de un río que se esconde

a ver cómo es la huida de sus fugas,

y huye de huir después, otra vez agua

que hacia su mar se cumple, sin manchar

su caudal de soberbia.

Porque sabe que es agua

Encinta de los soles más profundos."

Antonio Ponz, en su Viaje de Espala relata su paso por las lagunas del Guadiana:

"Este famoso río es aquí, y en otras partes de su curso, bastante fangoso, formando algunas lagunas; cría mucha espadaña y otras plantas acuáticas, y también se pescan en él tencas y anguilas."

Para finalizar esta entrega del Guadiana y la literatura, terminamos con los sencillos versos de Lope de Vega, en su obra El laurel de Apolo:

"Para que Guadiana en lauros vuelva

las neas, cuyas islas le hacen selva".

Seguirá...


Homenaje de la Confederación Hidrográfica del Guadiana a los Jubilados de 2020

Este homenaje es una tradición que se mantiene año tras año, pero sin duda el homenaje de hoy tiene un significado especial, ya que se celebra "como es normal cada año" pero en circunstancias de total anormalidad.

Sin duda el 2020 será recordado por todos como el año de la llegada de un virus que nos cambio: vimos truncados planes, ilusiones, costumbres y desgraciadamente muchas vidas. De la noche al día las relaciones sociales desaparecieron y con ellas la imposibilidad de reconoceros en el momento de la despedida, a cada uno de vosotros, el trabajo de tantos años en este Organismo.

La mayoría os fuisteis calladamente, no pudimos deciros adiós como nos hubiese gustado( comidas con los compañeros más allegados, una cervecita, o un café de despedida), y sobre todo nos impidió el abrazo de consuelo a los familiares y amigos de Laly Grajera , Antonio Camacho y Alfonso Albarran a los que queremos hacer un especial reconocimiento y mostrar nuestro cariño.

Empezamos a ver la luz y volveremos sin duda pronto a nuestra normalidad, la de siempre, la que nos permite vivir con ilusión, pero mientras tanto nos queda la compensación de la palabra, palabras que no hay virus que nos robe: palabras de agradecimiento y de cariño hacia todos los que en el año 2020 pusisteis fin a una etapa de vuestras vidas después de años de trabajo en la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Muchas Gracias por estos años de trabajo con nosotros a:

Catalina Gallardo, Agustín Almoril, Rafael Crespo, Mª Ángeles Esteban, Juan Carlos Rubio, Miguel Angel Redondo, Francisco Hermosa, Jose Maria Zambrano, Martin Romano, Concepción Frayre, , Francisco Romero, Eulogio Acevedo, Enrique de la Cruz, Emilio Gil, Isabel Blasco, Juan Antonio Franco, Dolores Delgado, Mª del Carmen San Segundo, Félix Labrandero, Vicente Muños, Adrián Ruiz, Antonio Marcelo, Mª Ángeles Sánchez, Domingo Fernández, Rafael Zarco y Patricio Mera

Han sido muchos los momentos compartidos y esperamos que el balance para cada uno de ellos haya sido positivo, y a pesar de que la jubilación es motivo de alegría, también esperamos que le haya quedado un grato recuerdo de su paso por esta casa.

Al jubilarse comienza una nueva etapa en su vida que esperamos sea la mejor. Llegó el momento de disfrutar de todo el tiempo libre, de olvidarse de horarios de trabajo, de responsabilidades y sobre todo, de jefes.

Enhorabuena a todos. 


2050, un horizonte para impulsar la transición ecológica

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha anunciado que incrementaba su presupuesto un 132% con el objetivo de impulsar la transición ecológica y estimular las energías renovables y proteger la biodiversidad. De esos 12.307 millones de euros, 6.805 millones proceden del Fondo de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea. Todo este esfuerzo presupuestario tiene una meta: el año 2050. Repasamos los aspectos más destacados de este ambicioso plan.

El incremento del presupuesto que ha activado el MITECO tiene como fin impulsar una transición ecológica sólida, reactivar la actividad económica e industrial del país en base a un modelo sostenible y respetuoso, dar un impulso masivo a las energías renovables, la eficiencia y la movilidad sostenible, restaurar y proteger la biodiversidad, impulsar la economía circular, y garantizar la cohesión social y la igualdad de oportunidades en todo el territorio. El presupuesto experimenta, en definitiva, un incremento histórico, que permitirá avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo que nos lleve a alcanzar la neutralidad climática en 2050.

En lo que a nosotros nos puede afectar (beneficiar en sentido estricto), destacar el presupuesto destinado a medio ambiente que asciende a 2.452 millones incluyendo los fondos europeos, de los que 1.415 corresponden al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Estas partidas irán destinadas a implementar la conservación y restauración de ecosistemas marinos y terrestres y su biodiversidad, la economía circular, la preservación de los recursos hídricos, la preservación del litoral y, por último, a reforzar los recursos y capacidades en meteorología.

Estas partidas pretenden dar impulso a actuaciones de restauración ecológicas, incluyendo recuperación de ecosistemas, zonas afectadas por la minería y medidas de fomento de la conectividad y de reverdecimiento urbano. Las inversiones ambientales se centrarán también en la lucha contra los incendios, la gestión forestal sostenible y medidas de planificación y mejora de masas forestales.

Apuesta por las actuaciones de recursos hídricos

En el terreno hídrico destacan las actuaciones de depuración, saneamiento y reutilización de aguas residuales; las dirigidas a la conservación y restauración hidromorfológica; la implantación de medidas de conservación y restauración en las reservas naturales fluviales; inversiones para mejorar la seguridad de las presas y los embalses; y actuaciones para mitigar el riesgo de inundación. Para la ministra Teresa Rivera, "las infraestructuras de saneamiento, depuración o gestión de residuos tienen la capacidad de movilizar grandes volúmenes de inversión a corto plazo y de generar un impacto estructural sobre el conjunto de la sociedad y la economía. Además, el desarrollo de soluciones basadas en la naturaleza y el refuerzo de la adaptación al cambio climático permite incrementar la resiliencia de las infraestructuras a la vez que preserva y protege el capital natural del país".

En cuanto a la preservación del litoral y de los recursos hídricos, el MITECO ha previsto reformas e inversiones por valor de 2.091 millones para reducir la vulnerabilidad de los recursos hídricos y los espacios naturales costeros frente a los efectos del cambio climático, a través de restauraciones e intervenciones sobre infraestructuras orientadas a reducir la sensibilidad ante los riesgos. Con estas actuaciones se pretende, entre otros objetivos, recuperar los acuíferos y los ríos y protegernos frente a inundaciones, mejorar la planificación y la gestión del agua, reforzar la gestión y el control de Dominio Público Hidráulico, así como la seguridad de las infraestructuras críticas o combatir la contaminación difusa.


Invasoras y Guadiana, una situación que exige el compromiso de todos

Publicamos la reflexión de Samuel Moraleda, presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, sobre la situación que afecta al río a su paso por la ciudad de Badajoz. Las especies invasoras son una amenaza a la biodiversidad del Guadiana que debe resolverse con el compromiso y la entrega de todas las administraciones implicadas.

Al menos tres veces a la semana suelo cruzar el río Guadiana, unas veces por el puente Real, otras por el puente de Palmas. Como un ciudadano más de Badajoz no me resulta agradable que el Guadiana vea cubierta una parte importante de su superficie por el nenúfar mejicano. Aún así, compruebo con cierta satisfacción que ya no quedan restos de la especie vegetal invasora más peligrosa del mundo, cuando en el verano de 2018 el camalote tapizaba por completo nuestro río. Durante estos últimos quince años la Confederación Hidrográfica del Guadiana viene protagonizado una lucha sin cuartel contra uno de los mayores problemas ambientales que existen, que compromete la consecución del buen estado de nuestras masas de agua, la gestión de los recursos hídricos y amenaza seriamente la biodiversidad del río: las especies invasoras.

La problemática asociada a las EEI, en particular aquellas cuyo ciclo de vida depende del ecosistema acuático, es muy compleja y presenta una serie de aspectos que afectan a distintas administraciones. Siempre que hay un problema en el río a su paso por Badajoz se mira a la Confederación Hidrográfica. Sin perjuicio de las competencias de esta Administración sobre el dominio público hidráulico, el Tribunal Supremo, en consonancia con la Ley del Plan hidrológico Nacional, se ha pronunciado con claridad sobre la Administración a la que corresponde la conservación y mantenimiento de los cauces públicos situados en zonas urbanas. Diferentes sentencias (Nº 1962/2017, de 13 de diciembre y la Nº 2302/2014, de 10 de junio) del Alto tribunal declaran que los ayuntamientos son las administraciones competentes para llevar a cabo el mantenimiento y conservación de los cauces públicos en los tramos que discurren por las zonas urbanas, como administraciones competentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo.

Me quiero centrar ahora en concreto con la presencia de nenúfar mejicano en el tramo urbano del río Guadiana en Badajoz, especie invasora que no produce alteración en las condiciones hidromorfológicas, químicas y físico-químicas del medio acuático, y por tanto no compromete la consecución del buen estado de la masa de agua; masa que se mantiene de forma artificial gracias a la existencia de una serie de azudes que consiguen una lámina constante de agua que permite el encuentro de la ciudad con su río y el desarrollo de diferentes actividades, al mismo tiempo que ayuda a la proliferación de especies foráneas.

El nenúfar mejicano crece desde los sedimentos del lecho retenidos por los azudes, dificultando su control y erradicación. Aun no comprometiendo las competencias de este organismo de cuenca, para facilitar la toma de decisiones se elaboró un Estudio de viabilidad de métodos para el control y eliminación del nenúfar mejicano donde se analizaron múltiples soluciones, documento que fue sometido a consulta pública al entender que estos trabajos requerían el concurso de las distintas administraciones públicas y de toda la sociedad. Por su relevancia, y tras reiterada petición, reproducimos la respuesta del ayuntamiento pacense: Entendemos desde el Servicio de Parque y Jardines del Excmo. Ayto. Badajoz que es una planta invasora difícil de eliminar puesto que está enraizada en el lecho del río. Por tanto, la única forma para eliminarla sería arrancándola, lo que supondría un alto coste. Debería investigarse sobre enemigos naturales que pudieran controlarla sin afectar a la flora autóctona".

Tras dicho estudio se procedió a la redacción, en colaboración con la Junta de Extremadura, de la memoria ambiental de Actuaciones de control del Nenúfar mejicano en la cuenca del Guadiana, que dio inicio a la tramitación ambiental obligada al encontrarse la actuación en la red ecológica Natura 2000. Quiero destacar que en este trámite ha sido consultado oficialmente el ayuntamiento de Badajoz por el Ministerio para la transición ecológica y el reto demográfico, sin que este departamento haya recibido en plazo propuesta o informe alguno sobre la documentación técnica remitida, mostrando así un interés especial en la búsqueda de soluciones.

A la actuación destinada a erradicar el nenúfar, que no podrá concretarse hasta que esté aprobada la Evaluación de Impacto Ambiental que se tramita, se sumarán dos acciones que contribuirán sin duda en la lucha contra esta especie mediante la permeabilización de los azudes del tramo urbano de Badajoz con un sistema de compuertas que permita el paso de las aguas y sedimentos. Hasta que estos proyectos se sustancien este organismo continuará movilizando medios para realizar siegas puntuales que faciliten el desarrollo de determinadas actividades en el tramo urbano del rio y de esta manera reducir en parte los inconvenientes de determinados usos como el piragüismo o la pesca, dejando por tanto claro que en modo alguno pretende mirar para otro lado ante la presencia de esta especie invasora en nuestro rio.

Con independencia de esta actuación concreta, considero necesario trasladar a la sociedad que el problema suscitado por la presencia de especies invasoras en el medio acuático exige una actuación responsable, coordinada y conjunta de las Administraciones afectadas, para procurar que desde éstas atendamos al objetivo común de la protección y mejora del medio ambiente. Sólo mediante esa colaboración podrá atenderse, con los medios técnicos y económicos adecuados, la solución de un problema que requiere medidas precisas diseñadas por especialistas en la materia cuyo elevado coste debe ser atendido por todas las Administraciones Públicas.

Samuel Moraleda Ludeña. Presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana


Concienciar para ser responsables

El texto refundido de la Ley de Aguas dispone que los titulares de las concesiones están obligados a instalar y mantener sistemas de medición para garantizar los caudales. La Confederación Hidrográfica del Guadiana ha puesto en marcha una campaña de concienciación para promover comportamientos responsables. Analizamos los detalles de dicha normativa y de la campaña puesta en marcha.

El agua es un recurso natural escaso, indispensable para la vida y para el ejercicio de la mayoría de las actividades esenciales. La experiencia demuestra que estamos ante un recurso irreemplazable, no extensible por voluntad del ser humano e irregular en su forma de presentarse en el tiempo. En definitiva, estamos ante un recurso muy vulnerable y cada vez más sensible debido a los excesivos efectos del cambio climático.

Por todas estas razones, es necesario desarrollar una gestión conjunta entre administración y usuarios para poder alcanzar unos objetivos comunes, que pasa por garantizar el respeto a los derechos preexistentes, posibilitar la eficaz gestión de los recursos existentes y, por último, permitir su correcta administración.

El conocimiento y control de los volúmenes de agua utilizados por los distintos usuarios es esencial para garantizar una gestión sostenible de este recurso. Para ello, la ley establece la obligación -para los que por cualquier título jurídico tienen derecho a la utilización privativa de las aguas- de instalar y mantener los correspondientes sistemas de medición que deben garantizar la información precisa de los caudales de agua consumidos o utilizados y, en su caso, retornados.

Los caudalímetros son herramientas fundamentales para facilitar información sobre los caudales de agua utilizados con el fin de garantizar el respeto a los derechos existentes, medir el volumen de agua realmente consumido, permitir la correcta planificación y administración de los recursos y, por último, asegurar la calidad de las aguas.

En lo que va de año, las denuncias por manipulación de caudalímetros en el Alto Guadiana han ido en aumento, una práctica que, además de constituir un delito conllevan la extinción de la concesión y pone en riesgo la viabilidad del resto de explotaciones.

Una campaña de concienciación

La Confederación Hidrográfica del Guadiana ha puesto en marcha una campaña de concienciación para promover comportamientos responsables. Los mensajes de la campaña, que se desarrollará en las redes sociales y la web del Organismo de cuenca, se centran en concienciar sobre la importancia de cuidar los acuíferos, el ahorro y buen uso de las masas de agua y el correcto manejo de los caudalímetros para seguir potenciando la sostenibilidad de la cuenca y su ecosistema.

Es necesario seguir desarrollando campañas y acciones de concienciación y sensibilización entre los usuarios para poder disfrutar de este recurso finito. Esta campaña es un llamamiento a la responsabilidad y a la cordura, ya que este tipo de comportamientos fraudulentos redundan en perjuicios al resto de usuarios, además de poner en jaque la sostenibilidad y mantenimiento de las masas de agua subterránea y superficiales, así como los ecosistemas asociados a las mismas.


El agua, valor esencial para la vida

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua con el objetivo de recordar la capital importancia que tiene el líquido elemento para la vida. Desde que, en el año 1993, la ONU estableciera esta efeméride todos los países del mundo han impulsado acciones para concienciar de la importancia que tiene el agua para el planeta y los seres vivos, además de buscar y consensuar posibles soluciones para asegurar su gestión, protección y conservación.

Todos coincidiremos en que el agua es el recurso natural más valioso de la tierra. Es fundamental para todos los seres vivos, además de tener una notable utilidad social, sanitaria, económica y estratégica. Nos encontramos en un momento crucial a nivel mundial puesto que muchas son las amenazas que acechan a un recurso cada vez más escaso por el aumento de la población mundial, la creciente demanda de sectores como la agricultura y la industria y, por último, la confirmación de que el cambio climático es ya una realidad incontestable que afecta de manera determinante.

Contaminación, sequía, inundaciones, pandemias son algunas de las situaciones a las que nos venimos enfrentando con mayor asiduidad de la que sería recomendable. Todo este agravamiento viene provocado por esa transformación climática y tenemos la responsabilidad de seguir desarrollando acciones y tomando decisiones con el fin de atajar una situación que comienza a ser muy grave. Las mejoras tecnológicas que han llegado en los últimos años junto con los últimos avances científicos están sirviendo para abrir camino en la mejora y optimización de los recursos hídricos que tenemos a nuestro alcance, pero queda mucho camino por delante.

Para seguir concienciado a todos, la ONU ha establecido como mensaje principal para la celebración del Día Mundial del Agua 2021 que todos, gobiernos, instituciones, sectores, colectivos y sociedad tratemos de entender el valor del agua como fuente de vida para la población mundial. Tenemos que entender que todas las actividades económicas, industriales, sanitarias y sociales dependen en gran medida del abastecimiento de agua y de su calidad.

Es por eso que todos los esfuerzos deben ir encaminados a lograr un acceso universal y equitativo al agua potable de toda la población; a mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación, eliminando vertidos y minimizando la emisión de productos químicos y materiales peligrosos; aumentar el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores y asegurar la sostenibilidad de la extracción y abastecimiento de agua para combatir la escasez y, por último, proteger y restablecer los sistemas relacionados con el agua, donde se incluyen bosques y montañas, humedales, ríos, acuíferos y lagos.

El agua es un bien público y desde las confederaciones hidrográficas trabajamos para alcanzar una gestión eficaz que consiga un uso sostenible de la misma. Para llevarlo a cabo disponemos de herramientas como los planes hidrológicos donde se persigue aplicar medidas eficientes, bajo criterios de sostenibilidad, equilibrio, solidaridad y desarrollo. Es un proceso abierto que necesita de la participación de todos los sectores y usuarios para poder alcanzar el mayor consenso posible.

La Confederación Hidrográfica del Guadiana se enfrenta a grandes amenazas que no son distintas a las de otros territorios. Unos peligros que van desde la sobreexplotación de los acuíferos, la contaminación difusa, las alteraciones hidromorfológicas o el peligro de las especies invasoras. Nos enfrentamos a momentos de complejidad e incertidumbre, pero es necesario seguir con esta labor de concienciación y sensibilización que, cada 22 de marzo nos recuerda, que el agua es un recurso finito y cada vez más demandado, por lo que todo lo que hagamos por conservarlo será un paso más en el presente y un proyecto para el futuro.


Trozos de amianto en un arroyo
Trozos de amianto en un arroyo

Retirada de residuos en las proximidades de los cauces públicos

El pasado mes de julio de 2020, el secretario de Estado de Medio Ambiente del MITERD, Hugo Morán, dictó una Instrucción relativa al desarrollo de actuaciones de conservación, protección y recuperación en cauces de dominio público hidráulico. Entre los aspectos que analiza dicha Instrucción se encuentra la retirada de residuos sólidos urbanos, un problema cada vez más presente en el ámbito de actuación de la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

La Instrucción del pasado 8 de julio recoge, en relación con las actuaciones de conservación y mantenimiento de cauces que realizan los Organismos de cuenca, la necesidad de establecer unas pautas comunes de acción, coordinadas por el Ministerio, que comprenda entre otros extremos qué tipo de actuaciones se van a ejecutar y la definición de los tramos dónde cada Administración Pública es competente para actuar.

En lo que respecta al tipo de actuaciones la Instrucción determina que las Confederaciones se centrarán en mejorar la continuidad fluvial, mejorar la estructura del trazado de los cauces y recuperar antiguos meandros, la mejora del lecho del rio ,podas y desbroces en la vegetación de ribera, retirada de elementos obstructivos, estabilización de márgenes en zonas con riesgo, lucha contra especies invasoras que puedan afectar al estado de las masas de agua, eliminación de infraestructuras obsoletas y la recuperación de cubierta vegetal en márgenes y riberas.

Evidentemente en esta enumeración no se incluye la retirada de residuos urbanos, destacando que la competencia para ello recae en los municipios tal y como se recoge en la ley Reguladora de las Bases del Régimen Local y se completa en la ley de Residuos y Suelos Contaminados

En lo que respecta a los tramos donde cada administración es competente para actuar, la Instrucción trae a colación el claro pronunciamiento del Tribunal Supremo al declarar que "los Ayuntamientos son las administraciones competentes para llevar a cabo el mantenimiento y conservación de los cauces públicos en los tramos que discurren por las zonas urbanas".

Sentadas estas dos premisas; tipología de actuaciones y tramos dónde actuar, resultaba obvio la necesidad de redefinir el "modus operandi" de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) , sobre todo teniendo en cuenta que desde hace años, personal de este Organismo de cuenca ha venido retirando residuos, escombros y vertidos en las proximidades a los cauces de la cuenca e incluso en tramos urbanos, potenciando quizás el falso mensaje de que esa limpieza compete en exclusiva al Organismo de cuenca.

Por ello, y en el marco de lo establecido, se diseña un protocolo que pretende clarificar la posición del Organismo de cuenca y fijar los pasos que se seguirán cuándo se detecte la presencia de estos residuos en tramos urbanos:

1.- Se elaborara un Informe validado por un técnico, en el que se incluya la localización del vertido, su composición, valoración de la gravedad, indicando si está en el Dominio Público Hidráulico o en terrenos gestionados por la CHG.

2.- El personal de la CHG interpondrá una denuncia ante la Guardia Civil o policía municipal según corresponda.

3.-. Se notificará al Ayuntamiento correspondiente la necesidad de retirar dichos vertidos indicándole la posibilidad solicitar auxilio a la CHG si carece de capacidad de actuar por sí misma. En dicha solicitud se deberá indicar el lugar donde se depositarán y quién se hará cargo de las tasas que deban abonarse a los vertederos o centros de tratamiento.

4.- En el caso de materiales peligrosos o de especial manejo (fibrocementos, cadáveres, químicos, restos pesados, etc.) se utilizarán empresas habilitadas mediante los correspondientes expedientes debidamente autorizados por la superioridad. Recientemente la CHG ha sido dada de alta en el registro de pequeños productores de registros peligrosos (Junta de Extremadura). 


Castillo de Peñarroya
Castillo de Peñarroya

Guadiana, un río literario III

Comenzamos una nueva etapa en este recorrido literario que nos lleva a lo largo del Guadiana, repasando los versos y textos sobre este río mágico, misterioso e histórico.

En esta tercera entrega por este viaje literario por el Guadiana. Nos adentramos por la campiña de Montiel y el estrecho de Peñarroya con el texto de Francisco Layna Serrano, donde se describe la zona y la construcción del actual embalse:

"El arruinado castillo de Peñarroya, cobijo hoy de un santuario consagrado a la Virgen de esta advocación, tiene su asiento en el borde de la meseta rocosa asomada a una profunda angostura donde en la actualidad construyen la presa de un pantano; por esta parte resulta inexpugnable, toda vez que los peñascos en que se apoya son altos y cortados casi a pico, pero, en cambio, era muy vulnerable desde la parte llana; las peñas que le sirven de sólidos cimientos llegan apenas a media ladera, y por ésta asciende un camino hasta remontar la cumbre y llegar a la antigua puerta del castillo"

Gaspar Gómez de la Serna se detiene a analizar, en un texto publicado en ABC, el Campo de Argamilla, describiéndolo de esta manera:

...Argamasilla es, además de "lo que es", un regalo de frescura y verdor para la vista que viene entrenublada por el mucho polvo de la seca llanada en torno. Dos brazos del Guadiana alto -Malecón de Santiago y Canal del Gran Prior- cruzan su término, regando unas ochocientas fanegas de tierra agradecida que se hace huerta y alameda. El caserío blanco, amparado por la arboleda de alto vuelo, se una, a la derecha, por el cordón umbilical de un camino guarnecido de una doble y negra hilera de cipreses, al blanquísimo tapial del cementerio, tras el que se guarece también la primitiva parroquia.

Para finalizar esta tercera entrega del Guadiana y la literatura, terminamos con la descripción que realiza Eduardo Hernández Pacheco en su Fisiografía del Guadiana:

En la llanura de la Mancha, elevada unos 700 metros sobre el mar, correspondiente al segundo tramo del Guadiana y de los ríos que con él confluyen, Záncara y Cigüela, no hay terrazas, pues los cursos de agua no corren por valles definidos, sino por la misma superficie de la extensa llanura en régimen incierto y vagabundo... Los ríos tienen tendencia, al cruzar la llanura, a disminuir su caudal, perdiéndolo en las arenas al avanzar lentos y sin fijeza... Esto hace que el Guadiana, a poco de entrar en la llanura neógena, pueda ser desviado de su lecho en los inviernos por los vecinos de Argamasilla de Alba, desparramando las aguas por la llanura hacia el Oeste, atajando la corriente sin más que cruzar unos troncos de árboles con el fin de que las aguas no inunden las viñas que han plantado en el cauce del río.

Seguirá...


El CSI del agua en la Confederación del Guadiana

El río Guadiana discurre a través de 742 kilómetros, lo que lo sitúa en el cuarto lugar en extensión por detrás de Tajo, Ebro y Duero. Para controlar las aguas de toda la cuenca, la Confederación Hidrográfica del Guadiana cuenta con un laboratorio que comenzó su actividad hace 58 años. Nos interesamos por su trabajo y la excelente labor que realizan, ya que la mayoría de las veces pasa inadvertida para el gran público.

Desde el año 1963 viene funcionando el laboratorio de calidad de aguas del organismo de cuenca. En todo este tiempo, y gracias al trabajo desarrollado durante casi 60 años, este departamento de la Confederación Hidrográfica del Guadiana está considerado un referente dentro de los Organismos de cuenca.

Y es que la función del laboratorio es esencial en una confederación hidrográfica ya que la Ley de Aguas atribuye a los Organismos de cuenca una serie de funciones que tienen como fin la administración y el control del dominio público. Entre las muchas funciones, destacan el control de los vertidos y el control del estado de las masas de agua, de modo que se pueda alcanzar el buen estado de estas, según establece la legislación. Para ello, se analizan tanto aguas superficiales como subterráneas, y se realiza el control de los vertidos existentes.

En la actualidad, el laboratorio cuenta con un equipo de 14 personas, entre trabajadores directos e indirectos, además de todas las personas que integran los equipos que se desplazan para el análisis y toma de muestras. Toda esta labor se realiza siguiendo siempre un proceso de cadena de custodia y representatividad. La recogida de dichas trazas tiene un tiempo establecido y puede llegar a ser mensual a semestrales, dependiendo siempre del objetivo de control y red de seguimiento que se persiga en cada análisis. Las pruebas que se reciben en el recinto pueden proceder de cualquier punto de la cuenca, desde Cuenca hasta Huelva.

Tras el traslado a las dependencias de Ciudad Real, los técnicos comienzan el proceso de estudio que, al año, puede derivar en más de 200.000 análisis en aguas superficiales y más de 12.000 en aguas subterráneas, a lo que habría que añadir los exámenes realizados en aguas residuales. Dependiendo del tipo de muestra, la información se utiliza con diversas finalidades y propósitos.

Las pruebas de vertidos sirven para controlar que los mismos cumplen el condicionado existente en las autorizaciones de vertido, mientras que las muestras del control del estado de las masas de agua incluyen muestras superficiales y subterráneas, donde se cuenta con la colaboración de los titulares de los pozos y sondeos para poder acceder a tomarlas. En el caso de las aguas superficiales se toman en ríos, lagos y embalses. Asimismo, durante la campaña de verano, se hace una tarea extra de toma de muestras en embalses como medida preventiva para la lucha contra el mejillón cebra.

Los riesgos a los que se enfrenta la Confederación Hidrográfica del Guadiana y, por ende, el laboratorio de control es a la problemática de la contaminación por contaminación puntual y de origen difuso en las aguas de la cuenca. En los últimos años, se han dado muchos pasos y se han acometido muchos esfuerzos desde las distintas administraciones para mejorar la gestión y depuración hídrica, pero todavía queda por hacer en temas puntuales.

Para seguir en este constante trabajo de análisis, los próximos planes del laboratorio están encaminados en la compra de nuevos equipos para asegurar el control de las masas de agua, así como incluir el análisis de nuevos contaminantes que dentro de unos años se van a ir incorporando a la legislación, como son los llamados contaminantes emergentes.


Cambio climático y gestión del agua, un futuro complejo

Hace tiempo que los científicos vienen alertando sobre una contradicción: asiduamente se producen importantes lluvias, asociadas a inundaciones, pero cada vez disponemos de menos agua embalsada. La reducción de las reservas de agua mundiales es un hecho constatable y los grandes ríos del planeta están disminuyendo su caudal. El origen de esta contrariedad es el cambio climático y los expertos apuestan por desarrollar nuevas políticas e infraestructuras para adaptar nuestra realidad al escenario que nos ha tocado vivir en el planeta.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Sidney, con el profesor Ashis Sharma a la cabeza, ha tomado datos de lluvia de casi 50.000 estaciones meteorológicas y 5.300 puntos de monitoreo en 160 países. Manejando esta cantidad ingente de datos, han cerrado su estudio concluyendo que el suelo cuando llueve está más seco que antaño y no deja que el agua llegue a estos espacios que son grandes reservorios naturales. Según explica Ashis Sharma, "con el calentamiento global, el suelo no permite que el exceso de lluvia viaje en dirección a los ríos. El descenso en el caudal conlleva una reducción de agua disponible para las ciudades, industrias o el campo. Es un patrón de comportamiento que se repite en todo el mundo".

Ni que decir tiene que el cambio climático está detrás de todos estos preocupantes acontecimientos que se vienen produciendo en el mundo, lo que está originando un terrible impacto tanto en ríos y océanos como en grandes masas de aguas interiores como lagos o humedales. Un artículo del Centro de Ciencias Ambientales Marinas de la Universidad de Bremen señala que "el lago más grande del mundo, el Mar Caspio, está menguando debido a que el calentamiento global ha aumentado la evaporación". De hecho, estos expertos alemanes vaticinan que el nivel de agua podría descender entre 9 y 18 metros en este siglo, lo que va a afectar a la biodiversidad de la zona, con la desaparición de especies y hábitats, además de producir una incidencia negativa en el turismo y la economía de la zona.

Con el actual panorama, para muchos ya desolador, el futuro tampoco se antoja halagüeño. Y para constatarlo, debemos acercarnos al riguroso informe de Impactos y riesgos derivados del cambio climático en España, elaborado con datos de la Agencia Estatal de Meteorología y que ha presentado recientemente el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico. El documento es una radiografía de los efectos que está provocando el calentamiento en nuestro país, donde destacan ciertos aspectos como el aumento de las sequías, el avance de la desertificación, el desarrollo de problemas de salud y la bajada de los recursos hídricos.

Aumento de las sequías

Las temperaturas anuales en España podrían registrar aumentos de entre 3º y 4º C, llegando a ser de hasta 5 grados en verano, donde las olas de calor se alargarán en el tiempo. Esta situación, unida al descenso de las precipitaciones y el agravamiento de los fenómenos meteorológicos extremos, provocarán un incremento de las sequías en nuestro país.

Avance de la desertificación

A los problemas habituales de incendios, erosión, salinización, se están añadiendo los efectos relacionados con el cambio climático, como la disminución de las precipitaciones medias que están provocando un incremento peligroso de la aridez y los fenómenos erosivos. Sobre todo, en aquellos territorios donde se ha desarrollado un aprovechamiento muy intensivo.

Complicaciones de salud

El cambio climático está teniendo incidencia en la salud de la sociedad debido a la llamada contaminación ambiental, que se refleja en complicaciones con el aire, el polen o las radiaciones ultravioleta. Pero también vamos a sufrir problemas de salud en riesgos asociados a las temperaturas altas, estrés térmico, afecciones cardiovasculares y respiratorias, además de los riegos emergentes de enfermedades transmitidas por garrapatas, mosquitos o enfermedades propagadas con bacterias como el vibrio, salmonela o campylobacter.

Caudales hídricos a la baja

Los recursos hídricos de los ríos españoles se redujeron entre un 10% y un 20% en la segunda mitad del siglo XX. Recientemente, un informe sobre la cuenca del Ebro ha demostrado que se han producido descensos en más del 50% de las estaciones de aforo de dicha cuenca. Las principales razones son el aumento de la evapotranspiración y la reducción de las precipitaciones. Según explica, Elena López Gunn, autora de este apartado, "se espera un aumento generalizado en la intensidad y magnitud de las sequías meteorológicas e hidrológicas bajo escenarios de cambio climático, lo que provocará un menor flujo de agua (escorrentía) y de la recarga subterránea de las reservas, lo que dará lugar a una reducción de la aportación hídrica a los ríos".

Ante este complicado panorama, indudablemente el cambio climático es el nuevo desafío al que se enfrenta el planeta. Es necesario que los líderes mundiales junto con las sociedades tomen todas las medidas necesarias para invertir esta tendencia y luchar por un nuevo futuro más ecológico y sostenible. 


Humedales, ecosistemas de vida

El pasado 2 de febrero se celebró el Día Mundial de los Humedales. Este año coincidía con la celebración del 50 aniversario de la primera Convención sobre Humedales a nivel internacional, que tuvo lugar en la localidad iraní de Ramsar. Nuestro país, que se unió a este acuerdo en el año 82, es el tercer país del mundo con más zonas húmedas. Vamos a analizar por qué son tan importantes para la vida y qué se va a hacer para protegerlos como es debido.

Cada año, el objetivo de esta efeméride es visibilizar y crear conciencia acerca del valor de los humedales para la humanidad y el planeta. Y es que la pérdida de biodiversidad en el mundo es un hecho que los científicos denuncian cada año. Nos vienen alertando que las especies están ahora disminuyendo más rápidamente que a lo largo de la historia y que el cambio climático no hace más que empeorar la situación. Los datos sobre humedales son demoledores.

Según Martha Rojas Urrego, secretaria general de Convención Ramsar, "un millón de especies están en peligro de extinción por las dificultades de estos espacios de biodiversidad, de los que se han perdido más del 35% en menos de 50 años. Además, el 25% de las especies dependientes de los humedales continentales y el 23% de los humedales costeros y marinos están amenazados a nivel mundial".

Ante esta realidad, es necesario impulsar actividades comunes que sirvan para proteger el medio ambiente y nuestros humedales, ya que son esenciales para la vida. La razón es que, al ser grandes extensiones de tierra, que tienen la particularidad de estar inundadas de forma permanente, se convierten en ecosistemas de referencia, donde viven y se desarrollan un gran número de especies animales y vegetales. Son estas especies las encargadas de regular el ciclo del agua y del clima, permitiendo el equilibrio para que la vida siga desarrollándose de manera adecuada.

Los datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) avalan estas afirmaciones. Gracias a los humedales, mil millones de personas y casi el 40% de los vegetales y animales pueden vivir en este planeta; son los encargados de eliminar los contaminantes y disfrutar de aguas limpias, convirtiéndose en grandes reservorios de agua; en las turberas se acumula casi el 30% del carbono que existe en toda la tierra y, por último, los manglares y arrecifes de los humedales se encargan de proteger a los seres humanos contra los desastres naturales como son las inundaciones y sequías.

Un esfuerzo para la recuperación

Con el objetivo de apostar por la recuperación de los humedales en nuestro país, la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera ha presentado una importante acción con el fin de alcanzar la recuperación de 20.000 hectáreas de humedales en 2030. De hecho, desde la adhesión de nuestro país al Convenio Ramsar, se han recuperado al menos 18.000 hectáreas de humedal y se han obtenido importantes logros en su conservación.

Con respecto al mantenimiento de los humedales en peor estado de conservación, el objetivo para 2025 persigue, por un lado, que Doñana y las Tablas de Daimiel abandonen la lista Montreux del Convenio de Ramsar en el que se relacionan aquellos humedales con importantes amenazas para su supervivencia y, por otro, que ningún otro humedal se incorpore a dicha lista.

Según lo explicado por Ribera, el objetivo de esta previsión de recuperación se encuentra coordinado con las políticas europeas de biodiversidad. De hecho, la estrategia 2030 de la UE especifica la obligación de los países europeos de mejorar al menos el 30% de los hábitats y especies en peor estado de conservación, incluyendo los de las zonas húmedas.

Con ese objetivo en mente, los planes hidrológicos incluirán las medidas necesarias para contribuir de manera eficaz a avanzar hacia un estado de conservación favorable de los tipos de hábitat y especies ligados al agua. En los ríos, que actúan como destacados conectores de ecosistemas, se aplicarán medidas de restauración ecológica. Se protegerán especialmente las reservas hidrológicas, por lo que se espera alcanzar una red de más de 3.500 km de reservas naturales fluviales. Como herramienta fundamental, se revisará y actualizará la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos.


Guadiana, un río literario II

Seguimos este recorrido literario que nos lleva a lo largo del Guadiana, repasando los versos y textos que grandes autores le han dedicado al este río mágico, misterioso e histórico. Seguimos viajando por ese torrente que se complace en nacer varias veces como dijo el gran Plinio.

Hace casi un mes emprendimos un viaje literario por el Guadiana. Comenzamos en las Lagunas de Ruidera y seguimos avanzando por este enclave maravilloso en la cuenca alta, con un poema de Ramón Garcíasol, titulado La Luz, de su obra Tierras de España:

Pupilas de Ruidera, luz manchega,

arracimada flor, última criba

piedra preciosa, idea o agua viva.

La marea de luz creciente anega

los residuos de sombra. Cobra hondura

decisiva la forma de las cosas.

Pesa luz en los hombros, pesan rosas,

aves de paz luciente en la llanura,

honda poza de luz del océano

que hace Dios de la Mancha si la mira

o la acaricia el rostro con la mano.

La luz ciñe las formas y proclama

el ser, sin confusión. De luz suspira

un pájaro. De luz el campo brama.

El gran Víctor de la Serna se detiene a analizar en su texto Nuevo viaje de España. La vía del Calatraveño, los distintos nombres que reciben cada una de las lagunas, describiéndolo de esta manera:

Cada laguna tiene su nombre; y la gracia toponímica manchega se ha derramado en honor de esta diadema de transparencias: La Blanca, Cueva Morenilla, Santo Amorcillo, La Redondilla (¡siempre el diminutivo del país!), la del Rey, la de María Garrida... no se sabe cuál es más bella.

Para finalizar esta segunda entrega del Guadiana y la literatura, terminamos con uno de los más grandes, Miguel de Cervantes que plasma de manera sublime en El Quijote la particularidad del nacimiento del Guadiana en las Lagunas de Ruidera:

...con vos y conmigo, y con Guadiana, vuestro escudero, y con la dueña Ruidera y sus siete hijas y dos sobrinas, y con otros muchos de vuestros conocidos y amigos, nos tiene aquí encantados el sabio Merlín a muchos años; y aunque pasan de quinientos, no se ha muerto ninguno de nosotros; solamente faltan Ruidera y sus hijas y sobrinas, las cuales llorando, por compasión que debió de tener Merlín dellas, las convirtió en otras y tantas lagunas, que ahora en el mundo de los vivos y en la provincia de la Mancha, las llaman las lagunas de Ruidera; las siete son hijas de los reyes de España, y las dos sobrinas de los caballeros de una Orden santísima, que se llama de San Juan. Guadiana, vuestro escudero, plañendo asimesmo vuestra desgracia, fue convertido en un rio llamado de su mesmo nombre, el cual, cuando llegó a la superficie de la tierra y vio el sol de otro cielo, fue tanto el pesar que sintió de ver que os dejaba, que se sumergió en las entrañas de la tierra; pero, como no es posible dejar de acudir a su natural corriente, de cuando en cuando sale y se muestra donde el sol y las gentes le vean.

Seguirá...


Un apasionante viaje por el Guadiana

El pasado miércoles 13 de enero, la Confederación Hidrográfica del Guadiana presentó Guadianer@s, un documental que muestra la riqueza medioambiental, económica, patrimonial y humana del Guadiana. Pero lo hace de manera muy especial, pues nos permite recorrer en un bellísimo viaje por toda la Cuenca de la mano de los hombres y mujeres que trabajan y viven por y para el Guadiana. Merece la pena disfrutar de la media hora de imágenes espectaculares y peculiaridades de un río único.

A principios del año 2020, los gestores de la Confederación Hidrográfica del Guadiana decidieron poner en marcha un documento audiovisual que sirviera para mostrar a la sociedad toda la riqueza medioambiental, económica patrimonial y humana del Guadiana. En ese mismo momento, se comenzó a gestar Guadianer@s. Tras ocho meses de duro trabajo documental, de estructuración y más de 200 horas entre producción y edición, todos podemos disfrutar de un documento excepcional, que aúna información e imágenes nunca vistas de toda la cuenca.

Guadianer@s, nos lleva a un recorrido guiado por los casi 750 kilómetros de río, desde su nacimiento hasta su llegada al océano Atlántico. Un viaje que nos permite conocer las peculiaridades de toda la cuenca y mostrar la importante labor silenciosa e imprescindible de todas las personas que forman parte del organismo. Todo ello, acompañado de unas espectaculares imágenes de la cuenca, nunca vistas anteriormente gracias a la utilización de la tecnología de drones para grabar el documental.

Guadianer@s repasa toda la cuenca, pero a través de un itinerario dividido en diferentes tramos. Comienza en el Alto Guadiana, destacando la importancia de sus aguas subterráneas, sus humedales, su biodiversidad y analizando las principales amenazas a las que se enfrenta, así como los métodos de protección de los diversos espacios protegidos. En cuanto al Guadiana medio y sur, se muestra la capacidad de regulación que dispone la cuenca y se repasan sus infraestructuras hidráulicas, únicas en España. También se pone en valor del Guadiana en relación con el regadío y con una agricultura concienciada con el ahorro del agua, con el desarrollo sostenible y la garantía de supervivencia.

El documental muestra también el Guadiana urbano, su valor paisajístico, patrimonial, cultural, socio-recreativo y sentimental para sus habitantes. Un capítulo importante es el Guadiana Internacional, donde se destaca la importante labor conjunta que se realiza entre las administraciones española y portuguesa para seguir trabajando en la planificación y mantenimiento de los recursos de la cuenca. Y, por último, Guadianer@s pone sus ojos en las nuevas generaciones, mostrando los trabajos que desarrolla la Confederación Hidrográfica a través de un Programa de Educación Ambiental que lleva concienciando y enseñando el Guadiana desde hace más de diez años a los más pequeños.

Para todos aquellos que todavía no hayan podido ver el documental, se puede visualizar en el siguiente enlace https://youtu.be/24N3Z8vLo18

¡Os lo recomendamos!


La importancia de prevenir

El refranero popular español es sabio. Y uno de los más utilizados es aquel que dice que "más vale prevenir que curar". Y en esa labor se embarcó la Confederación Hidrográfica del Guadiana desde la publicación de la Ley de Prevención, buscando la declaración de principios en materia de PRL de 2006 y la elaboración e implantación de un sistema de gestión en 2017, que comienza a dar sus frutos. Tras este tiempo se ha mejorado en todos los estamentos de la institución y se ha realizado una labor de concienciación de todos los trabajadores que ha dado como resultado la concesión del premio a la Integración de la Prevención de Riesgos Laborales en el Sistema de Gestión, otorgado por la Junta de Extremadura.

Nuestro marco normativo en materia preventiva establece que "la prevención de riesgos laborales deberá integrarse en el sistema general de gestión de la empresa, tanto en el conjunto de sus actividades como en todos los niveles jerárquicos de ésta". Es decir, la integración de la prevención significa que TODAS las personas que forman parte del organismo hacen prevención y que en TODAS las actividades del organismo se realizan teniendo presente los principios preventivos. Esta línea es uno de los compromisos en materia de la CHG, no sólo porque sea un requisito legal, sino porque parte del convencimiento de que la eficacia de la prevención está condicionada a su integración en toda la organización, a su visibilidad y a ser un foro permanente de participación.

En 2017, entre otros pilares básicos de la gestión preventiva, la Confederación Hidrográfica del Guadiana comenzó a desarrollar e implementar una serie de acciones como diseñar un plan de prevención específico para adaptarlo al Organismo de cuenca; integrar actuaciones de prevención dentro de la empresa, al mismo nivel que la actividad laboral, de calidad o medioambiental para concienciar a los empleados de la importancia de las medidas; ofrecer una correcta formación e información a todos los trabajadores de la institución en materia de seguridad y salud laboral para que sepan los riesgos a los que están expuestos en su puesto y, por último, animar a esos trabajadores a consultar y participar en todas aquellas cuestiones relacionadas con la seguridad y salud laboral.

Tras este periodo de tiempo, donde se han desplegado todas estas acciones, la Confederación ha recibido el Premio a la Integración de la Prevención de Riesgos Laborales en el Sistema de Gestión, dentro del sector público, que otorga la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura. Entre otros aspectos, el jurado valoró la labor de concienciación a la hora de implementar políticas de Seguridad y Salud en los diferentes centros que posee la institución. El premio no es más que el reconocimiento al trabajo desplegado y a la buena respuesta de todos los departamentos de la Confederación, que han sabido sensibilizarse sobre la necesidad de adoptar medidas para intentar acabar con la siniestralidad en el trabajo.

El personal del Servicio de Prevención, el comité de seguridad y salud laboral, los delegados de prevención de la CHG, así como el conjunto de empleados públicos de la entidad son los verdaderos artífices de este reconocimiento público por parte de una administración. A partir de ahora, el Organismo de cuenca seguirá trabajando en su apuesta decidida en avanzar en la integración y en el fomento de la cultura preventiva en todos los ámbitos de la Confederación Hidrográfica del Guadiana.


Camalote en el Guadiana, un antes y un después

La Confederación Hidrográfica del Guadiana, a través del Plan de choque iniciado en 2018, ha completado con éxito la limpieza de 185 kilómetros de camalote en el río Guadiana. Una labor titánica que se ha convertido en un hito mundial por la envergadura del proyecto y los métodos pioneros utilizados. A partir de ahora, comienza una fase donde se realizarán trabajos de control, vigilancia y alerta temprana muy necesarios para asegurar que la erradicación de esta especie invasora será definitiva en los próximos años. Repasamos la historia de esta planta invasora en el Guadiana.

Es en el verano de 2004 cuando aparecen en el río Guadiana las primeras manchas de camalote, la especie invasora más peligrosa del mundo. Al año siguiente se ejecutan proyectos con la intención de controlar la propagación de la plaga, pero es en el año 2006, cuando se produce una situación grave de proliferación masiva. En ese tiempo, incluso se llegaron a instalar rejas de protección a la entrada de los canales de Lobón y de Montijo para evitar la entrada de camalote por los mismos. Durante dos años, se lleva a cabo una fase de vigilancia y control con una inversión de 12 millones de euros. A lo largo de 2009 y 2010 se da continuidad a los trabajos de vigilancia y control, llegando a eliminar todas las manchas de jacinto de agua que cubrían el río.

Sin embargo, en el año 2011 la inversión se vio reducida y con ello los medios de vigilancia y control, por lo que la llegada de las altas temperaturas hizo de efecto de proliferación masiva. Dos años más tarde, con las importantes lluvias que se produjeron y los consiguientes desbordamientos del cauce del río, supusieron la eliminación de la planta del curso del agua y el retorno a una situación de control de la situación. A mediados de 2015, se produce una nueva explosión de la plaga, que se mitigó con nuevas actuaciones hasta que, en el año 2017, nuevamente problemas presupuestarios limitaron los medios empleados. Esta situación de precariedad hace que la planta llegue a cubrir cerca de 185 kilómetros de río.

Plan de choque 2018

A principios de año, tras los estudios y recomendaciones de los técnicos y expertos, se pone en marcha un plan coordinado por la Delegación del Gobierno en Extremadura, que tendrá como objetivo final la erradicación del camalote en el rio Guadiana y que va a suponer un antes y un después en la lucha contra esta especie. Este plan permite un aumento de los medios empleados por la Confederación Hidrográfica del Guadiana y se logra la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME), iniciándose entonces una labor de limpieza exhaustiva, dando prioridad inicialmente a las zonas urbanas de Medellín, Mérida y Badajoz, zonas que con anterioridad ya habían sido objeto de limpieza total, pero que habían vuelto a contaminarse de camalote.

En ese trabajo incesante se han empleado medios mecánicos y humanos. En maquinaria, destacan 9 equipos de retroexcavadoras y camiones con una media de 5 equipos diarios; 30 embarcaciones, cosechadora de camalote y dos anfibios, junto a maquinaria específica como tractores con pala, gradas o rastrillos. En cuanto a los medios humanos, se han empleado una media de 100 personas -a pie y con embarcaciones- ayudados del empleo de más de 5.000 metros de barreras flotantes en todas las fases de trabajo (manual y mecánica), para evitar también la dispersión de la planta a zonas no contaminadas.

Tras estos dos años de duro y constante trabajo, el camalote está controlado y ya no existen grandes manchas de esta planta invasora en el río Guadiana. Pero ahora comienza otra etapa igual o más importante, la de control y vigilancia permanente en todo el tramo fluvial, puesto que es necesario recordar que la semilla de esta especie puede permanecer latente al menos 15 años y germinar cuando se dan las condiciones óptimas.

A lo largo de los próximos dos años, se van a realizar trabajos de extracción manual, con la presencia de los medios manuales necesarios para realizar recorridos periódicos por todo el tramo fluvial afectado, recogiendo plantas si se localizan y, sobre todo, estando muy presentes al comienzo de la época estival cuando comienzan a subir las temperaturas para retirar con rapidez los brotes que vayan surgiendo tras la germinación de las semillas.

Se mantiene el dispositivo de barreras en puntos estratégicos, como en los puentes de Mérida y del embalse de Montijo, para retener restos flotantes que hayan quedado tras la limpieza generalizada, siendo un punto de control fundamental para la detección de nuevos brotes de reinfestación de esta especie. En la vigilancia y alerta temprana juega un papel fundamental la App creada por la CHG "Invasoras", que permite a cualquier ciudadano alertar en tiempo real de la presencia de camalote en el río.

Con todo este esfuerzo, se han evitado grandes daños económicos y ambientales. Entre ellos, podemos indicar que se ha evitado la afección a las infraestructuras de riego, canales de riego de Montijo y Lobón, el remonte del camalote aguas arriba de los afluentes y el propio Guadiana o la reducción de los daños e inconvenientes a los usuarios como zonas de playas y recreo, espacios de pesca, centros de piragüismo, tomas directas de regantes y abastecimientos. Asimismo, se ha evitado su dispersión por el Guadiana portugués la entrada en el embalse de Alqueva, se ha conseguido mantener las condiciones físicas y químicas del agua, sin que la calidad del agua se haya visto modificada negativamente, no se han producido efectos negativos sobre la salud pública y, por último, se ha actuado rápidamente ante taponamientos en las infraestructuras hidráulicas evitando daños en la economía del riego.

El camalote en cifras

  • 15 años de trabajos en la lucha contra el Camalote.
  • 185 km de río afectados por la presencia de esta especie invasora.
  • Más de 1.5 millones de toneladas de camalote extraído del río Guadiana (el 50% extraído durante la vigencia del Plan de Choque).
  • 50 millones de euros invertidos hasta ahora.
  • Más de 630 km de orillas en fase de control y vigilancia a partir de ahora.
  • Empleo de maquinaria pesada (retroexcavadoras y camiones) y específica (cosechadora y anfibios) para la eliminación de grandes manchas.
  • Más de 30 embarcaciones y más de 5.000 metros de barreras flotantes utilizadas.
  • Dispositivo diario de más de 100 operarios especializados, fundamentales en los trabajos de control y vigilancia permanente.
  • Ausencia de medios químicos y biológicos 

Guadiana, un río literario

Decía Juan Benet que "de los seis grandes ríos españoles, el Guadiana es sin duda el más recóndito, el más desconocido, el menos visitado y tal vez el menos recordado. Pero acaso el Guadiana tampoco le disguste ser el más excéntrico de los ríos españoles". Iniciamos con este artículo, un recorrido literario que nos va a llevar a lo largo del Guadiana para comprobar la riqueza de los versos y los textos que muchos autores le han dedicado a lo largo de la historia.

Debemos comenzar este viaje, antes de adentrarnos por sus territorios, en conocer la extraña naturaleza del Guadiana. Ya el historiador romano Plinio, en su Historia Natural hace referencia al lugar de nacimiento. En esos 37 libros, donde recopila los principales conocimientos científicos de la antigüedad que abarcan desde la botánica, la zoología, la cosmología, la medicina, la etnología, la geografía o la mineralogía, Plinio señala el Guadiana como "ese río que se complace en nacer varias veces".

También, Pedro de Lorenzo en su Viaje de los ríos de España, escribe estos versos:

¡Extraño río! Quizá sí nuestro más bello río. Nadie, con certeza, sabrá donde el río nace. Trae nombre por mitad moro, la otra mitad romano; es el Wadi -río- de los Anas; en castellano decir, Guadiana.

El gran Camilo José Cela en su texto Primer viaje andaluz, lo describe así:

Guadiana, río misterioso que se esfuma y sale y confunde y vuelve a irse y torna a enseñarse, aquí quiero, aquí no quiero y aquí ni quiero ni dejo de querer, tomando a cachondeo a los geógrafos.

Para terminar este recorrido literario del nacimiento del Guadiana, nos acercamos a Azorín en La ruta de Don Quijote:

Y si mana en un recodo, entre juncales una fuentecica, sus aguas tienen un sol dulce, susurrante, cariñoso, y en sus cristales transparentes se espejea acaso durante un momento una nube blanca que cruza lenta por el espacio inmenso. Nosotros hemos encontrado en lo hondo de este barranco un nacimiento tal como éstos; largo rato hemos contemplado sus aguas.

Ya podemos comenzar nuestro viaje que nos llevará por cientos de kilómetros para atravesar las distintas cuencas del Guadiana. Comenzamos en Ruidera donde pareciera que el tiempo se detiene. En este lugar, en las Lagunas de Ruidera nos paramos a disfrutar con los versos de Bernardo de Valvuena:

Allí es Ruidera, aquellas sus lagunas,

Que a Guadiana dan principio y fuente,

Y ellas, con sus molinos y aguas brunas,

Parda harina y lóbrega corriente;

Allí se embeben sin quedar ningunas,

Y haciendo río a la enterrada gente,

Van largo trecho, por debajo del mundo,

A fundar fuente y manantial segundo.

Seguirá...

Agua: un derecho de todos, para cuidar entre todos

El 28 de julio de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución que reconocía el agua potable como un derecho humano esencial para el disfrute de la vida. La resolución establece el derecho de todos al acceso asequible al agua como una condición indispensable para una vida humana digna. Pero la crisis del agua, con largos periodos de sequía, pueden poner en jaque a nuestro planeta. Lo analizamos en nuestro Blog.

Decía el gran Leonardo Da Vinci que "el agua es el vehículo de la naturaleza". Y todos sabemos que es una verdad inescrutable. El agua es el recurso natural más valioso que existe en la Tierra. Sin ella no existiría la vida y por esta razón es necesario comprender la necesidad de hacer un buen uso de los recursos hídricos.

Aunque tiene una función económica y social indiscutible, su aportación esencial es la de abastecer a todos los integrantes del planeta. El cuerpo humano está compuesto entre un 55 y 75% de agua, dependiendo de las medidas y complexión de cada uno. Todos necesitamos mantener el balance hídrico del cuerpo consumiendo agua regularmente. Además, el agua es útil para lubricar las articulaciones, facilitar el proceso de digestión y mantener los órganos en función y buen estado. En definitiva, sin agua el hombre dejaría de existir en la tierra.

Para la Asamblea Naciones Unidas, el agua es un derecho humano básico para una vida digna. Pero no todos los humanos tienen ese acceso tan fácil, ya que según los datos que maneja de dicha institución, casi 900 millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua potable y más de 2,8 millones de personas tampoco tienen acceso a un saneamiento básico. El dato más desolador es que casi 1,5 millones de niños menores de 5 años fallecían de la carencia de agua anualmente.

Y los datos de consumo actuales no dan para ver con optimismo el futuro. El consumo doméstico de un habitante de un país desarrollado se ha multiplicado en los últimos años. Por ejemplo, en limpiar una casa se gastan unos 20 litros de agua; en lavar la ropa unos 50 litros; en cocinar entre 6 y 8 litros; en bañarse unos 150 litros y en limpiar el coche a manguera cerca de 450 litros. Para intentar reducir ese consumo se pueden realizar sencillos gestos que son muy importantes. Por ejemplo, podemos comprobar la diferencia entre lavarse los dientes con el grifo abierto (12 litros de agua) y cerrado (1,5 litros) o afeitarse dejando correr el agua (35 litros) o hacerlo poniendo el tapón del lavabo (3 litros).

Otro aspecto a tener en cuenta son los colectivos que necesitan del agua para desarrollar su labor industrial o agrícola, tan necesarios para la sociedad. Es esencial seguir trabajando para incorporar la investigación y el I+D con el objetivo de desarrollar nuevas tecnologías que permitan mejorar la aplicación del agua a sus necesidades. En la actual situación hidrológica es preciso conseguir la optimización de los recursos disponibles para sacar el mayor rendimiento y la máxima rentabilidad a sus procesos productivos.

Todos los periodos de sequía traen importantes consecuencias para el medio ambiente, la agricultura, la economía y la salud, que afecta a toda la sociedad. Por eso, es imprescindible que todos nos concienciemos de que nada vale si solo unos pocos se implican en el uso responsable del agua. Todos los esfuerzos serán baldíos si no existe una plena conciencia de la necesidad de preservar este recurso para nuestro bienestar y del de futuras generaciones.


LOS INGENIEROS HIDRÁULICOS

Inauguramos una nueva sección dentro de nuestro blog, en la que repasaremos interesantes artículos que se han difundido en diversas publicaciones de la Confederación Hidrográfica del Guadiana a lo largo de su historia. Hoy publicamos un artículo del que fuera presidente y director técnico de esta casa, José Martínez Jiménez, en el que hace un brillante repaso de destacados ingenieros hidráulicos en nuestro país. El artículo se publicó, en noviembre del 2011, en el boletín Cuadernos del Guadiana.

Un buen "ingeniero hidráulico" necesita ver, oír y tocar el agua con los sentidos y suplir con la intuición lo que los cálculos técnicos no alcanzan a dar.

La imaginación es fundamental, pues el cálculo es insuficiente, por sí solo, para prever las veleidades de la naturaleza en cuanto a cantidad de lluvia, caudales de ríos, etc. además de lo empírico y experimental que son los numerosos factores que intervienen en las fórmulas teóricas. No sorprende que en España siempre hayamos tenido y tengamos magníficos "ingenieros hidráulicos" porque, según mi criterio, España es un país imaginativo como lo demuestra la gran cantidad de artistas, poetas y genios que han surgido a lo largo de su historia.

El "ingeniero hidráulico" en España tenía y tiene un gran campo en que poder poner a prueba su imaginación porque en esta tierra el agua es un bien escaso y, sobre todo irregular en su distribución geográfica y cronológica. De este ingenio e imaginación para buscar soluciones, surgieron desde siempre magnificas obras destinadas a mejorar y garantizar la utilización del agua como son los acueductos romanos o las presas del entorno de Mérida en nuestra cuenca.

El "ingeniero hidráulico" español además de imaginación, posee una gran formación otorgada por el título de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, y cuyos poseedores integraban el Cuerpo de Ingenieros creado en el año 1799 por D. Agustín de Betancourt y que tan brillantemente ha contribuido al progreso de nuestro país hasta hoy.

Entre la gran pléyade de "ingenieros hidráulicos" y con la seguridad de olvidar a muchos otros, hay que resaltar a D. Rafael Benjumea, conde de Guadalhorce y creador desde el gobierno, de las Confederaciones Hidrográficas, que han sido, son y espero que sean, un magnífico instrumento para el desarrollo y gestión del agua.

D. Manuel Lorenzo Pardo, ideólogo del Plan General de Obras Hidráulicas de 1934, D. Juan Urrutia, artífice de aprovechamientos hidroeléctricos en el Centro y Levante de España, D. Francisco García de Sola, Director general de Obras Hidráulicas y como olvidar a D. Juan de Florez, D. Pablo Murga o a D. Manuel Barragán creador, impulsor, proyectista y director de la presa y embalse de La Serena, tan denostado por algunos y que hoy día garantiza recurso y prosperidad para este país y sobre todo para esta región, Extremadura.

Mi reconocimiento y gratitud a todos los demás "ingenieros hidráulicos" que, siendo menos conocidos, han contribuido y contribuyen con su esfuerzo y su extraordinario trabajo diario a que todos podamos vivir con una mayor calidad de vida y una mayor seguridad ante las posibles catástrofes.



Educación ambiental, un programa esencial para todos

Hace 15 años que la Confederación Hidrográfica del Guadiana puso en marcha el Programa de Educación y Sensibilización Ambiental. Un proyecto pionero entre las confederaciones de nuestro país que, desde el año 2005, ha venido realizando más de 1.200 actividades en las que han disfrutado más de 50.000 participantes. Son muchos años concienciando sobre la importancia de los ríos y, en especial, del Guadiana, un río mágico y desconocido para muchos. Ahora con la llegada de la pandemia, el programa se está reinventando para seguir sensibilizando a miles de escolares y ciudadanos de otra forma.

Desgraciadamente, de unos años a esta parte vivimos en un mundo muy desconectado de la naturaleza y con un gran desconocimiento del entorno más próximo. El programa de Educación Ambiental nació con el objetivo de dar a conocer la importante labor que realiza la Confederación en materia medioambiental y, sobre todo, para poner en valor el río Guadiana e implicar al conjunto de la sociedad en su descubrimiento, cuidado y atención. Desde sus inicios, el proyecto ha tratado de resaltar la importancia del agua y de los ríos como sustento humano, como almacenes de biodiversidad y, por último, como fuentes de bienestar para toda la sociedad.

Por ese motivo, se pensó en transmitir estos mensajes a amplias capas de la sociedad como centros educativos, instituciones, asociaciones y colectivos vecinales, además de población en general. Para ello, el equipo del programa ha realizado una importante labor de adaptación de las actividades a los niveles académicos, lugar de procedencia o los conocimientos previos sobre el tema de cada uno de los destinatarios. Las temáticas tratadas a lo largo de esas más de mil actividades han sido el agua, la biodiversidad, el consumo responsable, el arte y la naturaleza, las especies exóticas invasoras, la importancia de no contaminar con nuestros residuos la naturaleza o el cambio climático, entre otras.

Dentro de ese grupo de colectivos a los que se ha llegado a lo largo de estos años, han resultado de vital importancia los centros educativos. Para todos ellos, se elaboró un programa educativo específico denominado El Guadiana en la escuela, que contenía actividades en las aulas y en la naturaleza. Este programa, pensado y creado para el alumnado, sigue una metodología práctica, cooperativa y sensorial, desarrollada a través de cuatro talleres prácticos y cinco paseos naturales guiados durante los que se visitan equipamientos ambientales y espacios naturales de la cuenca. Asimismo, se han celebrado tanto eventos como exposiciones, ferias y jornadas formativas, como jornadas de sensibilización coincidentes con días especiales como el Día Mundial del Agua. En todos ellos, se diseñó un material didáctico específico como láminas, cuadernillos y presentaciones donde poder consultar los aspectos más destacado que lo técnicos iban explicando en cada momento.

Pandemia y Educación Ambiental

Desde el pasado mes de marzo, el país está sumido en una grave crisis sanitaria que ha cambiado nuestra vida desde su llegada. Tras el periodo de confinamiento total, el equipo que desarrolla el programa de Educación Ambiental ha tenido que reinventarse para poder seguir ofreciendo contenidos para seguir creando un puente entre la sociedad y la Confederación Hidrográfica del Guadiana, además de crear un vínculo de los ciudadanos con el río y poder favorecer su protección y el cuidado del entorno.

En estos momentos, se está planificando la nueva estrategia para los próximos meses y que durará hasta que la situación sanitaria sea mucho más favorable. Dicha estrategia pasa por desarrollar contenidos para las redes sociales, divulgando todo tipo de información relativa a la cuenca del Guadiana; seguir desplegando el acuerdo de colaboración del proyecto Cambio Climático Aquí y Ahora, con la alianza de la Universidad de Castilla La Mancha o potenciar de manera decidida el desarrollo de la Escuela Virtual del Guadiana.

En ese proyecto de Escuela Virtual destacan dos actividades de reciente creación y que pueden ser las estrellas del nuevo periodo del Programa de Educación Ambiental. Una es la creación de un vídeo -titulado Guadiana, un río mágico- donde una serie de personajes muestran la historia, curiosidades, biodiversidad o la problemática del río. La otra actividad es la puesta en marcha de un juego virtual, denominado Escape Room, a través del cual y de una serie de enigmas y pruebas, los participantes tendrán que ir descifrando un relato relacionado con el Guadiana, su historia, sus características, su fauna o su biodiversidad.

Este mundo ha cambiado y es necesario adaptarse a la pandemia. Nuevos tiempos que requieren nuevas estrategias sin perder la ilusión y el empeño en seguir trasladando a todas las capas de la sociedad la magia del río Guadiana. Todo ello bajo la premisa de la frase del biólogo mejicano Juan Luis Cifuentes Lemus que dijo "pienso que la especie humana tiene la obligación de conocer a los vegetales, a los animales, así como al ambiente donde vive, porque lo que se conoce se quiere y lo que se quiere se cuida".

Beatriz Freixinet

Responsable del Programa de Educación Ambiental


Pandemia y consumo de agua

Tras la llegada del COVID 19, la Organización Mundial de la Salud declaró que el suministro del agua para el consumo humano y el saneamiento eran elementos esenciales para la protección de la salud humana. En esa misma dirección, la Comisión Europea destacó la importancia de garantizar el suministro de materias primas y productos químicos utilizados para el mantenimiento de la correcta calidad del agua de consumo y el adecuado tratamiento de las aguas residuales. Veamos la incidencia de la enfermedad en los recursos hídricos de las aguas, en el aumento del consumo y las posibles consecuencias en próximas sequías.

El confinamiento ha traído muchos cambios en los usos y costumbre de la población mundial y ha generado contratiempos por las restricciones horarias y en la movilidad de personas, vehículos y mercancías. En general, ha habido una excepcional deceleración generalizada de la economía. A primeros del pasado mes de abril, el Ministerio de Consumo tranquilizó a la población indicando que el actual tratamiento de desinfección de aguas en nuestro país aseguraba el óptimo nivel de protección de las aguas de consumo para beber, cocinar y para el uso higiénico de cada hogar.

En el sector del abastecimiento y saneamiento del agua, los efectos no han sido tan traumáticos como en otros sectores, pero también se han sufrido de alguna manera. La consecuencia más sorprendente de la pandemia en el sector hídrico ha sido el cambio en el consumo del agua. Dos han sido los comportamientos inusuales en plena pandemia: los cambios en el horario de consumo, desplazando en más de hora y media el arranque del aumento de consumo que se daba a primera hora junto con las variaciones en el consumo medio diario y semanal en relación con el mismo consumo en años anteriores.

Otro de los aspectos destacables es que el consumo en zonas residenciales no ha alcanzado el nivel de otros veranos, al ser el turismo el sector con mayor incidencia negativa de la pandemia. En términos de turismo nacional, el nivel de reserva hídrica ha bajado ante el miedo de muchas familias a salir a zonas vacacionales por la situación del COVID. Este hecho ha producido que el consumo de agua haya subido en la mayoría de las comunidades españolas. En concreto, en la Comunidad de Castilla La Mancha, el consumo de agua ha subido casi en un 6% en verano.

La explicación es tan sencilla como que este verano las familias de la región se han quedado en su residencia y han utilizado más agua de lo habitual. Otro aspecto importante que puede haber influido en ese aumento ha sido la compra de piscinas hinchables que llegaron a agotarse en las tiendas especializadas.

Huella Hídrica, un índice a tener en cuenta

En 2002, el profesor Arjen Hoekstra comenzó a utilizar el concepto de huella hídrica como un indicador del uso de agua dulce que hace referencia tanto al uso directo del agua de un consumidor o productor, como a su uso indirecto. En otras palabras, la huella hídrica es un indicador que está ayudando a tomar conciencia sobre el impacto que nuestro estilo de vida y las formas de producir los productos que consumimos tienen sobre el agua.

La disponibilidad del agua dulce está disminuyendo en muchas regiones del planeta, principalmente debido a los efectos del cambio climático, al incremento de la población, a la urbanización desmedida y al consecuente aumento de la presión sobre los recursos hídricos.

En concreto, el consumo de agua en el mundo se distribuye de la siguiente manera: un 70% en la producción agrícola y ganadera; un 20% en la producción industrial y, por último, un 10% en el ámbito doméstico. Para que nos hagamos a la idea, el promedio mundial de la huella hídrica por persona al año es de 1.385.000 litros o lo que es lo mismo, el volumen de media piscina olímpica por cada humano.

En la clasificación mundial de países con mayor huella hídrica, España se sitúa en el octavo puesto mientras que en el ranking europea se coloca en el segundo puesto. Pero si hablamos de consumo de agua, nuestro país es responsable ya que se sitúa en unos 136 litros por habitante y día, muy por debajo de países como Noruega que alcanza los 200 litros por habitante y día. Aun así, seguimos estando algo lejos de los 100 litros de agua al día que recomienda consumir por persona la Organización Mundial de la Salud.

La gran mayoría de expertos señalan que en 2050 uno de cada dos habitantes del mundo sufrirá la escasez de agua. Por eso, es necesario seguir haciendo una importante labor de concienciación entre la ciudadanía para conseguir un consumo responsable de los recursos hídricos, ya que el futuro que se presenta no es nada halagador. Además, los responsables y técnicos deberán seguir diseñando estrategias de gestión del agua más eficientes.


Ríos y COVID-19, la importancia de reciclar

Tras la grave crisis sanitaria del COVID-19 y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, casi la totalidad de los países han obligado a sus ciudadanos a utilizar mascarillas y guantes para protegerse de la pandemia. Esta necesaria medida sanitaria conlleva una acción de concienciación de los ciudadanos para evitar que estos equipos de protección vayan a parar a los espacios naturales y, en especial, a los ríos de nuestro entorno. Diversos científicos ya han dado la alerta señalando que la pandemia está sirviendo para sembrar de mascarillas y guantes los ríos de Europa.

El pasado 30 de julio, los Ministerios para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y de Consumo pusieron en marcha la campaña "Recuerdos inolvidables. La mascarilla es para ti, no para la naturaleza" con el fin de concienciar a los ciudadanos sobre la utilización de los equipos de protección y de los efectos de su abandono indiscriminado en los entornos naturales. Uno de los datos más impactantes de la campaña señala que una mascarilla común puede tardar en degradarse entre 300 y 400 años y, además mientras desaparece, puede afectar de múltiples formas a la flora, fauna, suelos y al agua de nuestros ríos.

En este sentido, los residuos que se dejan en los ríos pueden acabar en el mar, uniéndose a los más de ocho millones de residuos de plásticos que se vierten anualmente a los océanos, complicando aún más el problema medioambiental que tenemos a nivel mundial. Por esta razón, era necesario poner en marcha una campaña para apelar a la responsabilidad individual en materia sanitaria y modificar nuestros hábitos de consumo para proteger los privilegiados entornos naturales de nuestro país.

De hecho, el Gobierno español ya incluye el littering -abandono indiscriminado de residuos, en su mayor parte de origen plástico- como uno de los indicadores para evaluar la calidad ambiental del país. Los últimos datos que maneja el MITECO sobre basuras en las playas nacionales reflejan una creciente presencia de residuos abandonados en estos entornos, siendo de un 71% las basuras plásticas y un 11% los residuos de papel y cartón, mientras que los residuos higiénicos-sanitarios ya alcanzan el 6,5% lo que viene a demostrar el alcance de este problema medioambiental.

La campaña recordaba que, con carácter general, las mascarillas y residuos asociados a la protección frente al COVID-19, deberán depositarse en el contenedor gris de residuos no separables y nunca deberán ser abandonados en la vía pública o en un entorno natural. Asimismo, la campaña alentaba a la población a usar mascarillas higiénicas reutilizables -UNE 0065- y la utilización de guantes de un solo uso, además de ser rigurosos con las medidas de higiene, como lavarse frecuentemente las manos y evitar tocarse la cara.

Los científicos avisan: los ríos se están llenando de residuos sanitarios

Diversos científicos han advertido que, en menos del año que llevamos conviviendo con la pandemia, los ríos de Europa ya están sembrados de equipos de equipos de protección. Entre ellos, una de las más activas es la organización Tara Ocean Foundation, ha avisado que la basura sanitaria se suma a los desechos plásticos que ya fluyan por los principales ríos del continente. Y si lo denuncian es porque tienen pruebas de ello.

El año pasado, la Fundación Tara tomó muestras de nueve grandes ríos de Europa -entre ellos Támesis, Elba, Rin, Sena, Ebro o Loira- y encontró que todos los estuarios contenían microplásticos. Ahora el problema se incrementa con la utilización de las mascarillas y los guantes, pues al estar compuestos por finas capas de polipropileno se desintegrarán rápidamente en las aguas, haciendo imposible su recuperación.

Por desgracia, nuestro país no es ajeno a la contaminación que provoca el abandono de residuos en los espacios naturales. Es indudable que la población debe tomar conciencia de la importancia de reciclar correctamente los equipos de protección COVID-19 para salvaguardar nuestros mares, ríos, canales de regadío y todos los entornos naturales, que nos ofrecen sin descanso alimentos, aire limpio y agua, elemento esencial para la vida. 

Un nuevo canal de comunicación

Bienvenidos al Blog "Con Cien Ojos al Guadiana" que hoy comienza su andadura dentro de la web de esta Confederación Hidrográfica.

En los años 90, Antonio José Alcaraz, presidente entonces de la CHG, tuvo la genial idea de reunir en un libro cien citas de autores que habían escogido al Guadiana como protagonista de sus relatos. Eran autores de muy distinta época y de muy diferentes estilos pero todos ellos con algo que les unía; elegir al Guadiana como digno personaje de sus historias, desde Miguel de Cervantes a Quevedo, de Camilo José Cela a Benet.... El título elegido entonces para este libro, otra genialidad de quien lo concibió, se ajusta ahora perfectamente al espíritu de este nuevo canal de comunicación: hablar, contar , relatar, informar acerca del mundo del agua en general, del Guadiana y todo lo que le rodea en concreto y siempre desde todas las vertientes posibles (con cien ojos....).

La puesta en marcha de esta herramienta va a permitir además contar las cosas sin estar sujetos a las respuestas inmediatas que la actualidad exige, nos ayudará a profundizar y debatir de manera pausada y reflexiva sobre temas primordiales relacionados con el mundo del agua y especialmente con aspectos que atañen a la cuenca del Guadiana como son la planificación hidrológica, la gestión del recurso, el control de calidad del agua o la ejecución de nuevas infraestructuras, pero sin olvidar otros muchos temas que se circunscriben al propio Organismo que la gestiona y que son también de interés como el trabajo de su gente, su historia...

No quisiera dejar pasar esta ocasión sin agradecer a nuestro compañero José Antonio Torres su esfuerzo, dedicación y buen hacer durante estos años en su Blog "Agua Civilizada". En ese tiempo, la página web de la Confederación -bajo el epígrafe Artículos de Divulgación- ha venido ofreciendo interesantes artículos, documentos y noticias relacionados con obras, proyectos y actuaciones en el ámbito de lo hidráulico. Gracias por esa labor y por enseñar el camino a este Blog que comienza su andadura hoy.

Este blog nace con vocación de convertirse en un punto de encuentro e intercambio de información, ideas y proyectos por ello quisiera aprovechar esta oportunidad para animar a todo aquel que quiera colaborar, ya sea con comentarios a lo publicado o aportando sus propios artículos; con vuestra participación conseguiremos que ese deseo se convierta en realidad y que de nuevo el Guadiana se convierta en protagonista de las historias que queramos contar.

Samuel Moraleda Ludeña